Casas

Publicado: 1 octubre, 2018 en Sindicato

 

dav

No las inunda el agua de un pantano. Pero primero marcharon las personas y, después, el tiempo y el abandono se fueron, poco  a poco, colando por el tejado… Y se nos van. Y con ellas parte de nuestras vidas.

Anuncios

Los abanderados.

Publicado: 19 septiembre, 2018 en Sindicato

smarttv

Un dos. Un dos. Los de las botas y las banderas siguen marcando el paso. Por aquí  no fusilan cuerpos. Les basta con capar inteligencias, con hibernar conciencias. Ni siquiera necesitan botas., ¡Habiendo zapatillas estilo running de diseño exclusivo y pisar confortable…! Y las banderas ¡ay las banderas! esas, de vez en cuando (últimamente con demasiada freuencia), en los memorables momentos de refuerzo identitario. En estos tiempos son más eficientes las de papel impreso o, mucho mejor, las de led equis pulgadas HD extraplanas superconectadas con USB WiFi y bloototh. Pero nunca se sabe. Unas botas bien lustrosas pueden seguir teniendo su público. Y unas buenas banderas ondeantes al viento, utilizadas con nada de fundamento para marcar diferencias, para crear orgullos fatuos, para abrir brechas e inventar fronteras, siempre tendrán su aquel. Un dos un dos. Los de las banderas smart TV siguen marcando el paso, por ahora, con cómodas zapatillas estilo running de pisar confortable. Os dejo, que tengo que guardar mi bandera roja hasta la próxima mani. Y después,  voy a ver que echan en la tele.

 #WillyToledoLibertad #LiberadAWilly

Publicado: 13 septiembre, 2018 en Sindicato

El 21 de Mayo de 2010 Willy Toledo nos acompañó en unas jornadas de apoyo al Sáhara organizado por CCOO de Aragón. Una de sus muchas actividades solidarias, totalmente altruistas y desinteresas. Su presencia dio brillo y contribuyó a la difusión de la jornada y de los graves problemas que está viviendo el pueblo Saharaui.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hoy desde este Blog quiero mandar toda mi solidaridad y apoyo ante la persecución inquisitorial de que está siendo objeto, por parte de la Asociación Española de Abogados Cristianos, que parece sentirse ofendida por  por presunta vulneración de los sentimientos religiosos. En julio de 2017 Willy Toledo publicó en su perfil en redes el mensaje “Yo me cago en Dios. Y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María”, como forma de apoyo a las tres mujeres encausadas por “procesión del coño insumiso”. Esto puede parecer una expresión de poco gusto que, bajo mi punto de vista , dicho por boca de un ateo confeso, no deja de ser un exabrupto dirigido a algo que no existe, una mera expresión simbólica que persigue llamar la atención en apoyo de tres mujeres encausadas en un ejercicio de libertad de expresión.

En la españa rural en la que nací las personas “juraban como carreteros”. En el mundo del trabajo de la ciudad en el que crecí  cagarse en dios, en la virgen, en todos los santos y en un kilómetro a la redonda, por si escapaba alguno, no era una terminología (evidentemente no era un hecho) que extrañara o que escandalizara a nadie… no se yo si en el seminario o en colegios religiosos elitistas…

En pleno franquismo, con toda la presión y asfixia religiosa impuesta con ordeno y mando, la expresión de cagarse en dios era habitual. Se hacía cuando se sufría un contratiempo, incluso si no eran demasiado graves. Se decía con rabia y como desahogo se daba uno un martillazo en el dedo en lugar de en el clavo. Si, confieso que yo, hijo de mis tiempos, lugares y circunstancias, también he hecho. Y espero que no me procesen por ello, y conmigo a varias generaciones que usando estas expresiones, no pretendían ser blasfemas ni ofensivas hacia dioses, santos o vírgenes diversas.  Convencido estoy de que nadie lo hacía, ni lo hace, como deseo, y mucho menos amenaza, de excretar sobre nadie… ni con afán de ofender a ninguno de los muchos dioses actuales, pasados o futuros,  en los que unos creen y otros no.

Nunca he visto a nadie escandalizarse demasiado, ni siquiera a los frailes con los que estudié, que tenían el colegio en un barrio obrero de Zaragoza. Dicen que en los tiempos más duros de la dictadura, a alguno le caía alguna multa por “blasfemar”. Yo que si he conocido represalidados políticos y sindicales, no he conocido a ningún blasfemo multado o castigado, acaso reprendido por el cura de la parroquia.  Si alguno hubo, estoy seguro que recibió la multa o castigo con un “mecagondiós, me bien me han jodido” .

No participo de las formas que en ocasiones exhibe el actor al que quieren procesar, pero el que pretendan hacerlo por vulneración de sentimientos religiosos, me parece sencillamente escandaloso. El que algunos “cristianos” digan ofenderse y denuncien s la justicia, buscando castigo, por una frase que puede parecer malsonante, pero que no deja de ser retórica y sin sentido, me parece cuando menos hipócrita. Dicho esto con todo el respeto a las creencias de todo el mundo. Faltaría más.

Lo que está pasando no solo es una persecución absurda sino además un síntoma que no habla demasiado bien de nuestra sociedad, de nuestro sistema político, de nuestra justicia.

No hace falta coincidir ni simpatizar con el estilo de Willy para sentir vergüenza e indignación  por esta persecución de una organización ultra religiosa, que está siendo secundada por un juzgado.  Esto es  propio de un país inquisitorial. Que un juzgado no haya archivado de forma inmediata y por el contrario haya dado trámite a una denuncia tan absurda, tan demencial, mandando detener a Toledo, me resulta incomprensible. Esperemos que lo liberen ya. Echo en falta pronunciamientos de desmarque de la asociación ultra por parte de buenas gentes cristianas, pidiendo cese este despropósito u otros similares.

La defensa de la libertad de expresión no tiene mucho valor si tan solo se dirige a la de la gente que piensa exactamente como tu. Desde las diferencias políticas, de formas y de estilo de muchas de las manifestaciones de Willy Toledo…. exijo #liberadawilly

Sus manos.

Publicado: 5 septiembre, 2018 en Sindicato

dav

Sus manos. No me llevan al cielo cuando se agarran a las mías. Mis squishies favoritos, sus deditos de goma espuma no me envuelven en nubes de nostalgia. Tampoco me hacen descubrir nuevos y maravillosos universos. Es mucho más simple y fantástico. Me tiran con fuerza hacia la tierra. Me anclan gustoso al día a día. Y me dan ganas de vivir, por lo menos, cien años más.

Huyendo.

Publicado: 4 septiembre, 2018 en Sindicato

Cruzó  aquel arroyo que le devolvió un flash de su imagen, efímera, inestable, ondulante, escurridiza, húmeda, fraccionada en claroscuros.

Aceleró el paso.

Necesitaba alejarse de aquel cabrón.

Microrelato de una macroputada

Publicado: 3 septiembre, 2018 en Sindicato

Pagaba religiosamente sus impuestos. El escrupuloso cumplimiento de las normas hizo de el un conductor ejemplar, sin accidentes, sin multas. No hacía compras on-line. En 40 años, su buena salud le había permitido no acogerse jamás a una IT. Más allá de las de Ibercaja, hacía años que no recibía cartas en casa. Y mucho menos certificadas. Hoy ha recibido una. De su empresa. A partir de mañana será un excelente trabajador y ciudadano… en paro.

El centro del Universo

Publicado: 2 septiembre, 2018 en Sindicato

Micro ombligo.

Se miró el melico. Y se quedó como embelesado. ¡Hacía tanto…! ¡Como ha pasado el tiempo desde esta mañana! Se prometió ser más diligente para la próxima vez.

 

Micro relatos.

Publicado: 31 agosto, 2018 en Sindicato

El ahorro en palabras escritas impuesto por algunas redes parece fomentar eso de contar cosas muy muy sintéticamente. Los micro relatos están de moda. Con esa sensación me he quedado en mis paseos por las redes en estos últimos meses de verano. Seguramente tarde, pero me uno a la moda. De forma micro. A fin de cuentas, y de cuentos, para los que nos invade una tremenda pereza a la hora de escribir, esto es un chollo, que además te permite ser interpretado como un tipo interesante o como un gilipollas. Ahí va uno.

“Se miró al espejo y se reconoció. Sonrió”

 

 

La caña de pescar de P. Micaley

Publicado: 20 junio, 2018 en Sindicato

 

father-and-son-planting-tree-footage-023166587_prevstill

 

“Vidas que van quedando atrás. Poco a poco, sin prisa, se envuelven en la dulce neblina que va difuminado recuerdos. Esa niebla que te roba nitidez y suaviza las penas y alegrías de ayer, que te regala amabilidad y te da una foto con filtro en la que la mirada pierde chispa, pero han desaparecido, mágicamente, los accidentes y cicatrices del rostro que cada momento vivido te dio. Sin apenas disrupción, las vidas se enlazan unas a otras.

La nostalgia casi no tiene espacio en el afán diario de devorar el tiempo que nace cada día. Sin embargo, en múltiples trasteros, van quedando restos que te hacen volar hacia atrás. ¿Que importancia tiene esa caña de pescar entre verde y naranja, vieja y apenas usada, en ese rincón?. ¿Por qué no la regalaste, o la tiraste a la basura?. Es que esa, justo esa, encierra planes de tiempo compartido, de miradas cómplices, de camaradería, tal vez de confindencias, de explorar, de conocer y reconocer, de amor… Planes, tan solo planes. Eternamente aplazados, al final no sabes muy bien por qué, si por pereza o por el arrollador día a día que te impide valorar mejor las prioridades… Juegos, juguetes, herramientas, trastos… que quedaron aparcados en un rincón y cambiados de cuando en cuando a otros. Objetos que también te traen miradas limpias, sonrisas preciosas, abrazos incondicionales, efímeros y eternos, que te hacen sonreír, o llorar, depende del día.

Pero es más duro sentir nostalgia de lo que nunca hiciste que ocurriera, que de aquello que viviste y que se sumergió, lentamente, inexorablemente, en el dulce olvido… aunque amenace con regresar“

Pascual Micaley.

(Mi amigo Pascual me regala de vez en cuando algún escrito cargado de emoción. No puedo resistirme a publicarlo)

megafono

Y hay gente que hace poesía. A pesar de todo. O tal vez precisamente por todo. Leer el resto de esta entrada »