Trabajar más años. Trabajar menos personas.

Publicado: 29 enero, 2010 en Pensiones

Coincidiendo con el inicio de la Presidencia Española para la Unión Europea, José Luis Rodriguez Zapatero, anuncia una serie de medidas de recorte, entre las que incluye extender la edad de jubilación hasta los 67 años. Se anuncia así el liderazgo español…… no ya solo en tasas de desempleo, sino en mayor edad de jubilación.

Una vez más, con las mesas de diálogo social abiertas, se hacen las propuestas al margen de estas, y a través o se los medios de comunicación. Este error recurrente del Gobierno, adquiere mayor gravedad cuando lo que se proponen son medidas de gran calado, con trascendencia para el bienestar de millones de personas y que estan teniendo la dudosa virtud de generar un amplísimo consenso…. en su contra. Cabe preguntarse si en esta ocasión el gobierno se va a empecinar en llevar adelante la propuestas de recorte, o va a hacer oido al clamor social en su contra que ha sido capaz de suscitar. En algunas que otras improvisaciones ha echado marcha atrás. Como no recordar las medidas fiscales anunciadas este verano, de subir los impuestos a los “ricos”, para repartir más entre los “pobres” y quedarse con propuesta de incremento del IVA, que afecta más los consumidores con menos posibles, es decir a los más pobres.

El gobierno ha renunciado a tomar medidas fiscales serias que permitan un  mayor margen de maniobra para las políticas sociales e inversoras del estado, sin generar déficit presupuestario. Ahora, junto al alargamiento en la edad de  jubilación se anuncian medidas de ahorro, 50.000 millones de Euros, que de llevarse a cabo podrían poner en riesgo algunas de las polícas dinamizadoras que se han tomado, como el Plan E, o sociales como las ayudas de los 420 €, sin las cuales la dimensión de los problemas generados por la crisis hubieran sido sensiblemente mayores.

 El futuro de las pensiones, la viabilidad del sistema que las garantiza, nos preocupa a todos. Y de forma muy especial a los trabajadores. Es un tema serio ante el que los sindicalistas, al menos los de CCOO, hemos demostrado una gran sensibilidad y sentido de la responsabilidad . El sistema de pensiones tendrá que estar sujeto a retoques que aseguren su solidez y viavilidad a lo largo del tiempo, pero que también corrijan algunas injusticias con el cumplimiento de compromisos como la integración en el sistema General de del Regímenes Especiales Agrario o el de Empleados del Hogar.

 Para hablar del futuro de las pensiones hay que tener en cuenta multitud de factores . Las medidas a adoptar, que no tienen porque ir en la dirección hacia la que se está apuntando ahora, degen hacerse de forma consensuada, con vocación de permanencia y no sujetas a vaivenes políticos coyunturales.

No se pueden exhibir argumentos fáciles extraídos de una lectura simplista de las pirámides de edad y de una predicción de evolución de las mismas a futuro, basada en estadísticas cuya dimensión no se explica bien. Interpretacioney predicciones catastrofistas que ya se hicieron hace algunos años, aunciaban a estas fechas la quiebra de la Seguridad Social. Estas predicciones no tuvieron el cuenta la afluencia de inmigrantes de otros paises que se han ido incorporando a la parte más producctiva de la pirámide de edad. Como tampoco se tuvo en cuenta la incorporación de la mujer al mercado laboral. Fenómenos que han aumentado notablemente la población activa en los últimos años y han supuesto una mejora más que notable de las cotizaciones a la Seguridad Social.

En el sostenimiento del estado de bienestar,  las políticas sociales y las públicas en general juegan de forma fundamental factores como la evolución de la productividad, del crecimiento del PIB, o las políticas fiscales. Y para prever su evolución hay que tener en cuenta los ciclos económicos, pero no solamente los recesivos como los que estamos sufriendo. No se pueden tomar de forma irresponsable y precipitada medidas que afectan a millones de personas a golpe de ocurrencias condicionadas por coyunturas políticas.

Con el diálogo social abierto, y con ámbitos como el Pacto de Toledo, en los que hay que hablar y consensuar estas cosas, no tiene sentido que el Gobierno se descuelgue, de forma precipitada, poco adecuada y en ámbito impropio, con estas propuestas.

Al Gobierno de Rodríguez Zapatero se le acusa de tener un algo grado de pusilanimidad ante la grave situación económica que estamos viviendo. Y ahora parece que mueve ficha,. Pero lo hace pretendiendo recortes importantes a nuestros derechos. Y además  de forma innecesaria. Se está poniendo enfrente de la sociedad. Y de los Sindicatos.

Algunas reflexiones para leer.

Artículo de Vicenç Navarro “Las pensiones  son viables”. Publicado en la revista el VIEJO TOPO, Julio-Agosto 2009.

Entre 67 y 50.000. Joan Carles Gallego, Secretario General CCOO Cataluña.

EL ZAPATAZO DE LAS PENSIONES (2) POLANYI COMO TELÓN DE FONDO José Luis López Bulla

Anuncios

Los comentarios están cerrados.