1 de Mayo 2010. Dircurso manifestación Zaragoza.

Publicado: 1 mayo, 2010 en Economía, Mercado Laboral, Movilizaciones, Sindicato

Texto del discurso del Secretario General de CCOO Aragón al término de la manifestación del 1º de Mayo de 2010.

Compañeros y compañeras, trabajadores y ciudadanos que habéis acudido a esta manifestación, un saludo de CCOO de Aragón. Un saludo desde aquí a todas las personas que hoy también se manifiestan  en otros lugares, en esta convocatoria de dimensión internacional.

Este año hace 120 que el movimiento obrero celebra el 1º de Mayo en nuestro país. Y lo hacemos en el contexto de una severa crisis internacional, que está destruyendo empleo y haciendo que para algunos, aumente la pobreza, mientras otros siguen repartiéndose beneficios.

Un primero de mayo, en el que el movimiento sindical español, en el que CCOO, junto a la Confederación Sindical Internacional, reivindicamos el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, para erradicar la pobreza extrema y el hambre en el horizonte del año 2015.  En el que exigimos un mayor gobierno del mundo financiero y sus instituciones, para que estén al servicio de las personas y sus necesidades, y no al servicio de los intereses de las élites económicas mundiales. Se hace imprescindible un impuesto internacional sobre las transacciones financieras que sirva para contribuir a la recuperación económica mundial. Hay que luchar contra la economía sumergida y contra los fondos especulativos. Es preciso impulsar decididamente un desarrollo económico respetuoso con el medioambiente, luchar contra el cambio climático, superando la actual visión miope que sigue supeditando los intereses locales a los generales.

Necesitamos una  Europa con mayor capacidad de gobierno económico de la crisis. No  es razonable la exigencia de planes de estabilidad, de recorte de gasto público, que de llevarse a cabo tendrán un alto coste para los sistemas de protección social además de poner en riesgo la pervivencia de multitud de empresas pequeñas, condenando al paro a millones de personas. 

Dos años de crisis. La actividad económica no mejora sustancialmente. El número de personas sin empleo no deja de crecer.  Más parados de larga duración a los que se les va agotando, o ya se les ha agotado, la prestación. Aumento de la pobreza. Más exclusión laboral. Más exclusión social. Los jóvenes soportan unas tasas de desempleo inasumibles para cualquier sociedad.

Los inmigrantes, que han estado años colaborando al crecimiento de nuestra economía y de las cotizaciones sociales, soportando unas tasas de temporalidad y precariedad mucho más altas, ahora sufren la crisis todavía con más crudeza.

La crisis no se combate con buenas palabras. Ni con optimismos infundados. Es preciso un mayor compromiso de los gobiernos y de los empresarios con la sociedad. Hay que garantizar la protección social para las personas en desempleo. Es preciso invertir más en mejorar las políticas de empleo y formación. En que los servicios públicos de empleo mejoren su eficiencia, con más medios, para ser más útiles en la orientación e inserción laboral de los trabajadores.

Hay que apostar más por el empleo de los jóvenes, para que no pierdan por muchos años el tren de la inserción en el mercado laboral.  Para que las mujeres no se vean abocadas a frenar su ritmo de incorporación al mundo del trabajo.

No se puede mirar hacia otro lado ni confundir a la ciudadanía. Este país necesita reformas, si.

Reformas para que el empleo sea más estable y de mejor calidad.

Reformas en el mundo empresarial, para que entiendan que la competitividad de sus productos, o se fundamenta en la calidad, en el diseño, en la innovación, en las tecnologías, o están condenados al fracaso.

Reformas en las estrategias cortoplacistas y miopes de nuestros empresarios y gobiernos, que deben orientar con más decisión las inversiones públicas y privadas hacia la educación, la formación, la I+D+i, hacia la industria tecnológicamente más avanzada, hacia la calidad medioambiental y el ahorro energético.

Reformas Fiscales. Para obtener más recursos públicos. Para gestionarlos mejor en el estímulo de la economía y la protección social. Eliminando las bolsas de fraude y haciendo que las grandes fortunas paguen más. Que contribuyan más los que más tienen.

 

Reformas en el sistema financiero, que debe ponerse al servicio del conjunto de la sociedad. Las instituciones financieras, tienen una gran responsabilidad en la gravedad de la crisis en nuestro país, ligada al sector de la construcción y que ha arrastrado al resto de los sectores.

Han sido motores de la especulación inmobiliaria y han estimulado un excesivo endeudamiento de las familias.  Ahora son responsables de la falta de financiación para proyectos familiares y empresariales. En este período de crisis, se han empleado muchos recursos económicos y actuaciones políticas para fortalecer el sistema financiero.

Ahora los Bancos y las Cajas, están obligados a corresponder con un mayor compromiso con la sociedad española. Con responsabilidad. No pueden responder tan solo a la lógica del beneficio y del reparto de dividendos.

Reiteramos nuestro apoyo al sistema público de pensiones y nuestro rechazo a los planes del Gobierno de alargar la edad de jubilación hasta los 67 años.  Los argumentos que se dan, están faltos de de rigor, son interesados y están generando alarma social. Las prioridades para nuestra sociedad son otras. Hay que cumplir los compromisos pendientes para mejorar el sistema.

En Aragón, el paro no deja de crecer. Con casi 100.000 personas paradas sufrimos una tasa de paro que no conocíamos desde hace 14 años.  Casi el 98% de la pérdida de empleo en lo que va de año, ha sido femenino. Las mujeres ya sufren una tasa de paro de casi tres puntos más que los hombres. Los inmigrantes en Aragón, soportan un paro que supera el 30% y los jóvenes casi el 40%.

En Aragón,  se necesito poner en marca de manera inmediata  el Plan Urgente por el Empleo y la Protección Social, que propusimos CCOO y UGT en Septiembre del año pasado.  El Gobierno de Aragón, hasta ahora ha dado la callada por respuesta a las propuestas sindicales.  

Ante la gravedad de los datos del desempleo, el Gobierno no puede seguir callado, tiene la obligación de aportar el máximo de sus esfuerzos para estimular la economía, proteger a los más vulnerables y modernizar nuestro sistema productivo. Haría bien en presumir menos de las bondades del diálogo social en nuestra Comunidad Autónoma y en practicarlo más y de manera más eficiente.  Es preciso hablar de empleo y capital humano, de desarrollo empresarial, de la sociedad de la información y el conocimiento, de cohesión económica, territorial y social, de políticas de desarrollo de los sectores productivos y hay que hacerlo en un proceso de diálogo social permanente.

En Aragón, las Organizaciones Empresariales deben abandonar una visión instrumentalista del diálogo social. En tiempo de crisis es cuando realmente tienen que jugar la función social de la que presumen. No es de recibo que se opongan a medidas de protección social, ni a una mayor fiscalidad de los que más tienen y tan solo se entusiasmen con aquellas medidas que puedan suponer más ayudas y más subvenciones para algunos empresarios.   Los Sindicatos, CCOO y UGT estamos proponiendo medidas equilibradas para mejorar el conjunto de la economía, también la de las empresas. La obligación del Gobierno y de las Organizaciones Empresariales  es atenderlas y negociarlas para luchar contra la crisis  y mejorar la calidad de vida de las personas que vivimos en Aragón.

Compañeros y compañeras, en este 1º de Mayo, como siempre, y más que nunca:

 

–        Por el Empleo con derechos

–        Por la garantía de nuestras pensiones.

–        Por la protección social.

 

Viva la lucha obrera.

Viva la Justicia Social

Viva el 1º de Mayo.

 

Julián Buey

Secretario General CCOO Aragon

1 de Mayo 2010

Anuncios
comentarios
  1. yo dice:

    Creo que éste debería haber sido el discurso de 1 MAYO y no más de lo mismo que sinceramente cuando acaban de hablar ya no se sabe de que lo han hecho.
    Muy bien

  2. estaschicas dice:

    ¡Qué tristeza! Este 1º de Mayo ha dejado patente la percepción que de los
    compañeros sindicalistas y de su labor abunda entre la población trabajadora.
    Que los responsables somos todos es indudable. Pero no es menos cierto
    que el descrédito de los Sindicatos merece una profunda reflexión por parte
    de quienes los dirigen y de quienes en ellos desempeñan funciones de revelancia.
    La crisis que nos atenaza no es una advenediza repentina. En 2007 quien
    quiso enterarse de su inminente llegada lo hizo. Recordaran, los compañeros,
    los adjetivos con que intentaban acallar las voces de quien la denunciaba.
    Se calificó de antipatriotas, fachas y alarmistas a quienes osaron advertir
    de la necesidad de hablar claro al pueblo y de tomar medidas paliativas.
    Las elecciones generales estaban cerca. La propensión a defender siglas
    por encima de los proyectos y los hombres condujo a los Sindicatos a seguir
    las pautas del Psoe e IU. Ni una palabra más alta que otra hacia los que finalizaban
    una legislatura de derroche y despilfarro y se disponían a comenzar una segunda
    con el engaño y la inacción ante la crisis. Ahora las medidas serán muy duras
    y todos sabemos que, si el gobierno no las lleva a cabo, lo hará Europa.
    No valdrán ya las protestas ni las manifestaciones. De donde no hay, nada
    se obtiene.
    Habrá que mirar el capital humano con el que contamos y los recursos y con
    ellos ponerse a trabajar sin tregua, sin perder ni un solo día. Estamos ya
    en la cuenta atrás. Por el bien de todos, hay que ser realistas.

    Permíteme, compañero Julián, unos renglones para la reflexión.

    La Educación se ha ido degradando a pasos agigantados en los últimos años.
    El pensamiento y la reflexión en los centros de enseñanza se han sustituido
    por la propaganda y las campañas deslavalazas sobre asuntos superficiales
    que, en el mejor de los casos, han servido a la clase gobernante y política para conseguir
    réditos electorales a costa de la ausencia de formación de las nuevas generaciones.

    El ambiente en colegios e institutos se hace irrespirable. Impartir una clase
    y recibir información y formación se han convertido en objetivos imposibles.
    Se presentan como anécdotas los casos de conductas indesables entre los
    alumnos y frente a los docentes cuando constituyen el pan de cada día.
    A bombo y platillo se repiten los derechos de los menores sin mencionar
    que uno puede ejercer sus derechos siempre y cuando cumpla con sus deberes.

    A los chavales se les bombardea continuamente con una pseudo y parcial
    información inasumible. Los politicos se han ocupado de desproveer a los chicos
    de formación con lo que la información que reciben asistemáticamente y a cubos
    no pueden encuadrarla en una tabla de valores éticos y cualquier prédica cae
    en el desierto. Eso sí. Los chavales son maleables, manipulables. El sentido
    crítico brilla por su ausencia.

    El ordenador se vende como la fe para los católicos.
    Una panacea que sirve para tapar todos los agujeros del gran fracaso del sistema
    educativo. La realidad es que cada día se precisa una mayor formación y
    una preparación para distinguir el trigo de la paja que llega de todas partes,
    para saber que si importante es qué se dice no lo es menos quién lo dice y
    sus razones o intereses.
    .
    Los 17 currículos de enseñanza son una aberración que pagaremos cara.
    Ya está suponiento un impedimento para la movilidad de los trabajadores
    y de sus familias.
    Y no es desconocido el adoctrinamiento histórico e ideológico que plasman.
    La educación precisa libertad y rigor y no puede ser cancha de doctrina politica
    y religiosa alguna. Es perentoria la legislación y la puesta en marcha de una
    formación profesional de calidad adecuada a las necesidades del mundo laboral,
    con profesorado bien preparado alejado de una formación sólo academicista. La
    Universidad se ha erigido en nido de pro- gubernamentales y el profesorado
    ocupa puestos más por esto que por sus méritos.

    Los jóvenes, y menos jóvenes, padecen paro y también contratos volátiles
    y diversos que no les procuran la adquisición, la profundización y la experiencia
    fundamentales para su vida laboral. Hoy trabajan de panaderos, mañana de azafatos
    y al mes siguiente de lo que toque. Su formación académica se tira por la borda.
    Sus vidas están truncadas. No hay visión de futuro. Acaban, en el mejor de los casos,
    compartiendo piso de alquiler igual o superior a su salario con unos amigos.

    ¿No se le ha ocurrido al gobierno hacerse con un parque de vivienda de alquiler
    de constructores acreedores de bancos en vez de dar dinero a las entidades
    financiares sin más? Pues ha perdido una oportunidad de oro.
    La precariedad laboral unida a los abusivos precios de la vivienda hacen
    imposible el acceso a la misma de los trabajadores. Si lo pensamos
    los profanos,¿ cómo no se le ocurrió al Presidente del Banco de España
    advertir a los españoles de que no compraran una vivienda con hipotecas
    eternas y abultadas? ¿Cómo no llamó la atención a las entidades financieras?
    ¿Por qué no salimos a la calle entonces para obligar a acomodar el precio de la
    vivienda a su valor real?

    ¿Por qué no se vigila si el I+D+I está copado por enchufados que en muchos
    casos no responden a las exigencias de los puestos? Sólo hay que echar un
    vistazo a los apellidos de quienes los ocupan y buscar a sus progenitores
    entre la clase política. La elección de los más válidos es la que puede tirar del carro
    de la investigación y, por ende, de la industria.
    El tejido empresarial en España está formado en su mayor parte de microempresas
    y pequeñas empresas. En realidad, quienes están al frente son casi siempre empresarios-
    currantes que, además de solventarse su vida suelen crear puestos de trabajo.
    ¿Se pugna por bajar impuestos a cuenta de no destruir empleo en este
    tipo de empresas? ¿Si, en algunos tipos de empleo se rebajaran las cotizaciones
    a la SS no saldría a flote parte de la economía sumergida? Entiéndanse: servicio
    doméstico; cuidado personas mayores y/ o discapacitadas. Mejor recaudar poco
    que nada.
    ¿Se ha dicho algo sobre la falta de liquidez de las entidades financieras después
    de recibir el apoyo del Gobierno? ¿Por qué el dinero del ICO tienen que gestionarlo
    los bancos? ¿No es cierto que muchas empresas han quebrado porque este dinero
    no ha corrido sino que se ha dedicado a tapar los enormes agujeros de las constructoras
    a los bancos?¿Por qué las manifestaciones contra los todos los empresarios?
    ¿Quiénes son los que crean empleo? Ferran no representa a todos los empresarios
    y recibe subvenciones.

    ¿Qué pasa con las energías renovables? ¿A quiénes han beneficiado las ingentes
    cantidades que a modo de subvenciones se han dado para su puesta en marcha?
    ¿Por qué no se ha esperado, para extenderlas, a que se hubieran investigado
    profusamente? ¿Vamos a cubrir todos los verdes campos con placas solares?
    ¿Sembramos aerogeneradosres por todos los montes de España?¿ Así se
    cuida la Naturaleza? ¿Por qué no se dice la verdad a la gente sobre la energía
    nuclear más limpia y barata? ¿Cómo vamos a competir si usamos unas energías
    caras y subvencionadas?

    ¿Cambio climático? ¿Podemos creernos que las causas antropogénicas,
    es decir, que la mano del hombre va a variar el clima? ¿Fue el hombre
    responsable de las Glaciaciones? Seriedad. No confundamos evitar la polución,
    la contaminación, no salvaguardar nuestros ríos etc con el mentiroso cambio
    climático.

    ¿Por qué no un mercado único que evite la legislación dispar entre las
    CCAA y facilite la movilidad y las transacciones?

    ¿Por qué no devolver al Estado la competencia de Sanidad? ¿Cómo es posible
    que a un español le pongan trabas si no pertenece a la CA donde le ha sobrevenido
    la enfermedad o el cuadro médico es mejor?

    ¿No podemos presentar desde los Sindicatos una propuesta para evitar la
    corrupción? Devolución de lo robado. Inhabilitacion para el ejercicio de la política
    u otro puesto del Estado. Y cárcel si así lo considera la Justicia.

    ¿Por qué no mirar más allá? ¿Por qué presentar a los ciudadanos como
    personajes planos y simples de una mala novela: el bueno, buenísimo; el malo,
    malísimo. Sin matices? Se puede militar o simpatizar
    con la izquierda o con la derecha o con ninguno y ser bueno, malo, católico,
    laico, ateo pasota como es mi caso, estar de acuerdo en algunos temas con unos;
    en otros asuntos, con los otros; o simplemente con ninguno. O pensar que este
    bipartidismo no es bueno y que los nacionalistas sean bisagra lo es menos aún.
    Hablamos de tolerancia y respeto. Pero no dudamos en tachar al discrepante
    de facha, fascista, franquista… ¡Qué barbaridades! Incluso tenemos que oír
    a los antifranquistas actuales (35 años de enterrado el dictador) dar lecciones
    a quienes vivimos su tiranía y la Transición.

    Esperanza para retomar el importante papel desempeñado por los Sindicatos.
    Trabajo, salud , justicia y paz, paz y concordia.