Votar para ampliar la democracia.

Publicado: 20 mayo, 2011 en Sin categoría

No son buenos tiempos para que la política entusiasme y genere ilusión entre la ciudadanía. La crisis pesa como una losa, condenando al paro a miles de personas, laminando las expectativas de desarrollo profesional y personal de los más jóvenes. Los planes de ajuste están imponiendo sacrificios a la población. Mientras siguen los tratos de favor a un sistema financiero en gran medida responsable de esta crisis que se alarga demasiado.

Austeridad, recortes en pensiones, precariedad, salarios bajos y paro para la inmensa mayoría de la población. Recursos públicos para sanear sectores privados, salvaguarda de intereses para los poderosos, tasas de beneficios crecientes para algunos que no se cortan un pelo de vivir en la ostentación. Rebeldía de los pudientes ante el mínimo atisbo de puedan llegar a pagar parte de la factura de su propia juerga.

Injusticia tan obvia, y tan insultante, que hace se vaya extendiendo en la ciudadanía una sensación de indignación, acompañada a veces de la percepción de que bien poco se hace para salir de este lío, de forma mínimamente equilibrada.

Las propuestas electorales de las opciones mayoritarias de gobierno y oposición, se asemejan a un rosario de buenas intenciones, con propuestas genéricas bien sonantes ante el electorado, pero sin profundizar en el como y el con qué.

Somos muchos a los que nos gustaría escuchar más propuestas de desmarque de las ineficientes políticas de austeridad impuestas a los “de abajo”. O una mayor insumisión hacia el chantaje de los mercados, con más arrestos para hacer cumplir a Bancos y Cajas su papel de financiar la actividad productiva.

Querríamos que nos contaran como van hacer más infraestructuras, subvencionar a más empresas, mantener un aceptable nivel de estado de bienestar en educación, sanidad y servicios sociales, con más personas en el paro y menos impuestos para las rentas altas. Como van a crear empleo, dar futuro a nuestros jóvenes sin contratos basura o mantener una protección razonable.

Ante la magnitud de los problemas que nos agobian, lo que crece es el paro y la desesperanza, sobre todo entre los más jóvenes.

Los espacios electorales se perciben como un bla-bla-bla ininteligible y sin sentido, que no aterriza en propuestas valientes necesarias en situaciones difíciles. Profundizar en el saqueo de los bolsillos y condiciones de vida de los ciudadanos de a pie, es miserable. La valentía de verdad es la que se requiere para enfrentarse a los chantajes de los poderosos y no para esquilmar a los más débiles.

La suficiencia de la democracia representativa para encauzar las legítimas aspiraciones de las mayorías, está en entredicho. Estos días las calles se estén llenando de personas clamando por la ampliación de los cauces democráticos. Una incipiente demostración de rebeldía sana y democrática, que denota un profundo y justificado descontento.

La democracia ha aportado importantes transformaciones en nuestra sociedad. Sería injusto negarlo. La contribución de las izquierdas a esos cambios ha sido fundamental.

Pero hay que darle más de una pensada acerca de la suficiencia de los cauces participativos en la sociedad actual. Los cauces que no sirven, acaban siendo desbordados o ignorados.

Necesitamos más democracia. Y para eso, el próximo día 22 hay que ir a votar. Sin voto cautivo. La mejor opción, bajo mi punto de vista, está mirando a la izquierda. La que más te guste. O la que menos rechazo te produzca. Y al día siguiente habrá que ser más exigentes y seguir movilizados.

Julián Buey. Secetario General CCOO Aragón.

Resolución de la Comisión Ejecutiva de CCOO Aragón. Tu voto es importante.

Elecciones Autonómicas y el voto de los trabajadores.

Anuncios
comentarios
  1. guillermegaita dice:

    Por responsabilidad personal comencé queriendo saber a quién votaba, (cuando me dejaron votar libremente) ya que antes lo había hecho en la mili y en formación, donde me entregaron un sobre, que no sabía lo que llevaba dentro y con la orden de meterlo en un agujero (no quiero llamarle urna a aquella caja, porque pienso que una urna es un elemento democrático y sería una ofensa a la democracia). No milito en ningún partido, soy un trabajador retirado, me considero ligado a los intereses del 80% de la población y defiendo a mi tierra, entendiendo que todo ciudadano de España debe defender la suya y respetar el pensamiento de los demás y el principio de solidaridad con ellos. En este contesto y con mi ignorancia política, di comienzo a mi desilusión con el proceder del Sr. Paco Vázquez, el idolo, el dios, el de la chaqueta de pana, el que dió su mitin en mi lengua materna, en una palabra, el que recogía batante mi forma de pensar. Mírelo hoy, Sr. Julián, que proximo debiera estar al Sr. Toxo, si al “Sr.” Toxo, y a que distancia se ha colocado. Alguien que no se deje manipular, en lo posible, se tiene que indignar y hasta a veces confundir y no hacer lo que debe.

    Me considero una persona que jamás me presentaría en la puerta de nadie para amenazarle o insultarle, quien me conoce lo sabe bien, pero he de reconocer que a veces nos miramos mucho nuestro “redondo ombligo” y no hacemos la autocrítica nececesaria que nos permita ver que mueve a esta gente, donde está el origen de su rebeldía, que formación han tenido, como les ha educado la sociedad y en que contesto. En algo fallamos para que esta gente se comporte de esta manera. No sé si Dios existe o no, pero siempre digo que no confundió las lenguas en la Torre de Babel, lo que verdaderamente confundió fue las MENTES, solo así se entiende que los millones de votantes en las eleciones sindicales, son unos cuantos Sr. Julián, permitan que les gobierne los patronos a los que luego le hacen las huelgas, por así decirlo.

    Yo pienso que tenemos que empezar por no llamar democracia a un sistema donde el jefe de turno de los partidos impone, bien abiertamente, bien de forma sutil, su férrea voluntad y su reparto de prevendas, al más puro estilo de la mafia (El capo, la familia y el que paga el impuesto) Diga Ud. quien es cada quien, pero por favor, sin listas abiertas no hay DEMOCRACIA, los eligidos por el pueblo tienen que representar al pueblo, no a los partidos políticos, que si te portas mal te hecho. Que te heche el pueblo en las proximas eleciones, no el jefe de turno de un partido. Porque tanta lucha por poner el culo en la silla de Zapatero, a quien yo no voto, pero si admiro, no me parece correcto.

    En fin esta gente puede estar confundida por tanto engaño y confusión y no creo que debamos relacionarles con el movimiento 15 M, yo estuve en A Coruña. Aquí solo había gente cabreada, como yo.

    Mi más respetuoso saludo a toda persona de bien.

    • ccooaragon dice:

      Gracias por tu reflexiones aportadas con y desde el respeto, con las que coincido parcialmente. Pero eso es lo bueno de la pluralidad y la democracia. No pretendía con este post abrir un gran debate sobre estrategias sindicales, políticas o sociales. Era algo mucho más sencillo. 1. Mostrar mi simpatía y la de muchos afiliados a CCOO por la movida que estos días se está produciendo en las calles. 2. Exponer mi más profundo rechazo y preocupación por el comportamiento de los caceroleros que se acercaron a la puerta del Sindicato; me preocupa que lo hicieran, a pesar de lo exiguo del cortejo, y como lo hicieron. 3. Dar unas pinceladas razonadas de por que las decisiones adoptadas por mi organización no responden a actitudes caprichosas o basadas en intereses particulares, sino en el debate contrastado con el conocimiento, por inmersión, del mundo del trabajo, acerca de que hacer, con que objetivos como hacerlo, con que fuerzas y hasta donde. Con las decisiones del Sindicato se enfrentan cada día nuestros millares de delegados en las empresas, directamente con los trabajadores, y te puedo asegurar no hay demasiadas contradicciones, porque en las decisiones se ha tenido muy en cuenta como está el mundo laboral, del que creo tenemos un conocimiento bastante certero, como demuestran día a día los resultados de unas elecciones directas y democráticas. 4. Manifestar el respeto por el debate y el intercambio de ideas respetuoso. En una sociedad plural, la disidencia, el desacuerdo es natural, no debe asustar a nadie. Pero cuando hay cauces, aunque insuficentes, para medir la aceptación de cada propuesta, por muy frustrante que a algunos pueda parecer, la única forma de actuar es respetando el resultado de la expresion democrática. Es mi sólida convicción que expreso con respeto. Con el mismo que procuro escuchar las de kis demás, eso sí a condición de que no me insulten ni me amenacen.

  2. jesús aznar terrén dice:

    Desde ya 3 décadas se me/nos ha convocado cuando en una empresa hacía falta ir para que los compañeros de esa empresa padecieran en la menor medida posible el látigo opresor del empresario de turno.
    Ahora, con la que está cayendo, mi teléfono no suena. Nadie me convoca (evidentemente hablo de mi sindicato), y está en juego sólamente tanto el presente como el futuro de este país, para que los partidos se comporten como deben o para que se vayan como llegaron.
    Para tener lo que nos dan y llegar a donde nos han llevado, para eso, hubiera sido preferible que no hubieran existido jamás.

  3. Hola, Julián:

    Al parecer nos aqueja una situación parecida, como seguramente estás enterado por los acontecimientos en nuestro querido México.

    Estoy seguro que ustedes van a salir airosos de sus demandas prodemocráticas.
    Aprovecho la oportunidad para enviarte mi documento sobre carta a los políticos de mi país, esperando que en algo impulse el ánimo positivo de sus protestas.

    ¡Soy solidario con su lucha para un mejor bienestar económico, político, social y moral, tal que culmine en un verdadero éxito!

    ¡Un abrazo y saludos cordiales!
    Gabriel Aguilar Mendoza.

  4. Francisco Benitez Cuadrado dice:

    Se les nota mucho que hay gente, entre los nuevos ricos, que son muchos políticos, que tienen miedo porque van a perder sus privilegiso y el “populacho” se les ha subido a las barbas y no se lo esperaban.
    Hoy ampliar la democracia es estar al lado de las miles de personas que estan en la Puerta del Sol y en las muchas plazas de este país porque son ellos los que van a regenerar la democracia de este país que, ya hace demasiado tiempo que olía a podrido.
    Yo tambien soy-quiero ser- de la generación Ni-Ni Ni PSOE Ni PP hace tiempo que están al lado del capitalismo, que ahora llaman mercado.
    Quitan derechos a los trabajadores que costó sangre, sudor y lágrimas conseguir y mientras hacen oidos sordos y miran para otro lado con los Bancos que rescatamos con el dinero de todos nosotros. Ahí están los ex-presidentes del gobierno cobrando dos sueldos por los servicios prestados a las empresas privadas y nadie dice nada.
    Hay miles de argumentos que todos conocemos, no somos tontos y por ello ampliaremos la democracia como queramos nosotros… así que se guarden sus mensajes que ya no engañan a nadie.
    No se han enterado que esto no hay quien lo pare porque no han entendido nada.