No nos resignamos. #nomeresigno

Publicado: 5 octubre, 2011 en Sin categoría

Los sindicatos nacieron para defender los intereses de la clase trabajadora. Algunos no han dejado de luchar, de diferentes formas, unas más vistosas que otras, pero dándole continuidad y coherencia a su razón de ser. CCOO ha luchado  sin pausa, con compromiso y responsabilidad desde sus orígenes. La dictadura, la represión y la cárcel,  no paralizó la actividad  ni arrugó a nuestros militantes. En los tiempos políticamente difíciles de la transición dimos la talla. Hemos cruzado las crisis económicas y no hemos dejado de crecer en afiliación y en representatividad, hasta ser  la fuerza social organizada más importante de este país.

Las agresiones al sindicalismo de clase, al comprometido, no han cesado.  Las sufrimos en las trabas que se ponen a nuestros sindicalistas en las empresas,  dificultándonos procesos de elecciones sindicales, intentando limitarnos el uso de la libertad sindicl, con amenazas, persecución, discriminación y despido. No suele hablarse de estas cosas, ni del valor que muchos compañeros y compañeras sindicalistas tienen que ponerle  a la decisión de luchar por sus derechos y los de los suyos. Nos agreden cuando nos ignoran y quieren hacernos invisibles. Y nos agreden con intensas campañas de desprestigio.  Algunos no  dudan en hacer uso de la  manipulación informativa y el falseamiento de la realidad, para intentar reducir nuestro prestigio entre los trabajadores, hacer menos eficiente nuestro trabajo sindical  y hacernos caer en el desánimo.

 Pero no lo logran. Ni lo lograrán.  Muy al contrario. Lo cierto es que la disminución de la población ocupada y el incremento del paro  no están haciendo que  CCOO pierda afiliación.  Cada mes decenas de trabajadores y trabajadoras deciden sumarse al sindicato.

La crisis, las dificultades en las empresas, los ninguneos y la intoxicación en el exterior, no impiden que los trabajadores sigan confiando mayoritariamente en nosotros; los resultados en  las Elecciones Sindicales revalidan a CCOO  como primera fuerza sindical en el ámbito estatal y ampliamos de forma importante nuestra representatividad en Aragón. Son datos constatables que hablan de una realidad que a algunos parece  molestarles.

La concentración de 20.000 sindicalistas el pasado sábado en Vistalegre, en Madrid, evidenció la enorme capacidad de movilización, estable, permanente, de una gran organización como CCOO.

Pero además puso de manifiesto  el acierto en los análisis, la capacidad de elaboración, la autoridad moral y el compromiso social que nos lleva a hacer  propuestas de gran calado,  como un gran Pacto por el Empleo. O a lanzar al conjunto de la sociedad  la propuesta de una   Alianza Ciudadana en Defensa del Estado de Bienestar.

Seremos capaces de parar las agresiones,  avanzar en derechos y hacer cumplir lo pactado, si trasladamos nuestra capacidad movilizadora a las empresas para comprometer a nuestros compañeros.

Sin persistencia, sin trabajo colectivo, sin lucha, no hay sindicalismo de clase. No se consolidan derechos, no se paran agresiones sin esfuerzo. Sin movilización, la que sea más adecuada al lugar, las circunstancias y el momento, ni se consiguen mejoras sociales en el ámbito general,  ni se desbloquean los convenios en los sectores y empresas.

El  7 de Octubre quedó instituido por la Confederación Sindical Internacional,  como la Jornada Mundialpor el Trabajo Decente.  El día 6 de octubre se van a celebrar Manifestaciones en las principales ciudades de nuestro país.

 En Aragón las tendremos en Teruel, Huesca y Zaragoza. Tenemos que hacer de esta jornada, de estas convocatorias una importante movilización. Tenemos que llevar la información a los centros de trabajo, suscitar el debate y convencer a nuestros compañeros para que las calles se llenen de resistencia y reivindicaciones de los trabajadores.

 Como dice la campaña que han emprendido los Jóvenes de CCOO; la resignación no es una opción.

 MANIFESTACIONES DIA 6 DE OCTUBRE

Zaragoza, 19  horas desde la Plaza de San Miguel.

Huesca, 19 horas desde Plaza de Navarra

Teruel, 19 horas desde Plaza de San Juan

Difúndelas, reenvia a tus familiares, amigos y lista de correo electrónico. ¡ACTIVATE!

Anuncios
comentarios
  1. Malostiempos dice:

    Tinejos, no pienso salir a la calle ahora. Menos aún unirme al 15M . Pese a que
    algunos se desgañiten gritándolo, el 15M no tiene nada de espontáneo. Está muy
    bien pensado. Nada mejor que un movimiento que aparenta o aparece como
    descabezado y que cambia, añadiendo según el día y sus conveniencias,
    sus reivindicaciones. No hay movimiento que pueda manipularse más y mejor.
    Se saca a la gente a la calle cuando se quiere,cuando conviene (¿a quién)y con la
    última ocurrencia reivindicativa.Basta un email en la redes sociales para
    lanzar a la gente a la calle (la expresión “tontos útiles” tiene ya demasiados
    años. Ayer fue la Puerta del Sol. Hoy, el hotel Madrid por cuyas ventanas
    asomaban unas bocas voceras chillando: !fuera fascistas,
    no queremos fascistas en nuestros barrios! Lenguaje batasunero al uso y con
    un tufo totalitario estremecedor y, sobre todo, con una ignorancia supina
    propia de quien, aparte de clichés y frases hechas, nada tiene en su cabeza.
    También se presentaron, aquí, en CCOO de Aragón a escupir, a amenazar
    y a insultar. ¡Qué majos!. La ciudadanía no es tan estúpida como quienes
    agasajan tus comentarios opinan. Claro que los ciudadanos tenemos
    memoria. Precisamente por eso, no vais a ser capaces por mucha violencia
    que uséis que padezcamos amnesia. No lo he sido nunca y no voy a convertirme
    en un homo masa para que tonto útil al servicio de determinados intereses.
    Cierto es que la unión hace la fuerza. También lo es que la fuerza engendra
    violencia y ésta sólo trae miseria y sangre. Yo prefiero la inteligencia y el
    20N haré lo que me dé la real gana.

  2. Malostiempos dice:

    Es una pena. Es muy duro comprobar cómo los Sindicatos, tanto CCOO como UGT,
    han perdido credibilidad y su descrédito es patente. De acuerdo en que las Comisiones
    Obreras que nacieron en una durísima etapa , la del franquismo, tienen un enorme mérito
    y nadie puede negarles su valentía, su espíritu de lucha, su ética y su altruismo. No creo,
    sin embargo, que la negativa opinión que se ha extendido sobre el sindicato se arregle
    convocando manifiestaciones para comprobar su fuerza, su capacidad de movilización.
    A mi entender se hace indispensable una profunda reflexión acerca de las causas
    que han conducido a esta situación. El mismo hecho de que en otros países europeos
    la afiliación llegue al 80% y aquí, en España, rocemos el 15% de los trabajadores ya
    debería hacernos pensar en que algo no funciona como sería deseable. Que España
    está en la ruina es, desgraciadamente, una evidencia. La crisis ha afectado a todos
    los países europeos y a EEUU, pero en casa tenemos unos responsables que no han
    hecho bien su trabajo y, aun así, han gozado de una paz social envidiable hasta
    que el dinero de las arcas públicas, el sagrado erario, se ha agotado. Y no ha sido
    precisamente invertido en gasto social sino en gasto público y, aunque público
    y social a veces se confundan, no son una misma cosa. El derroche en gasto público,
    las más de las ocasiones, se ha dado a infinidad de organizaciones, asociaciones,
    fundaciones, ONGs que de no gubernamentales tienen el nombre pero se abastecen
    del dinero del gobierno que es el de todos los trabajadores, fundaciones etc de
    dudoso fin social cuando no con un fin claro de conformar una clá, una red de
    propaganda a favor del gobierno de turno. El Banco de España no ha intervenido
    hasta al final ninguna entidad bancaria a sabiendas de que muchas de ellas habían
    concedido préstamos muy arriesgados a amigos de políticos. No ha habido trasparencia
    en la ayuda a los entidades. Primero que informen de su fondos, luego que señalen
    a los responsables del desaguisado y que paguen. Las millonarias indemnizaciones
    que por conducirnos a la ruina se llevan los directivos están avaladas por el Banco
    de España. ¿Y los consejeros de las Cajas de Ahorro que han estado cobrando un pastón
    tampoco se han dado cuenta de lo que sucedía, tampoco se les pueden pedir responsabilidades?
    Zapatero anuló la Ley de Estabilidad Presupuestaria y, por tanto, el techo de gasto
    de las CCAA lo que ha dado pie a que cada reyezuelo haya construido infraestructuras
    y construcciones faraónicas sin un uso real y endeudando a las generaciones venideras .
    Hasta el final de la primera legislatura, el número de viviendas que se construían triplicó
    el de legislaturas anteriores: ochocientas mil viviendas por año de media. Sin tener en
    cuenta los informes de los técnicos del Banco de España (no de los políticos metidos en él)
    El “papeles para todos” fue una barbaridad. Cualquiera que trabaje en la SS puede comentar
    el monstruoso gasto que suponía el que un inmigrante pudiera traer a España no sólo a su
    mujer y a sus hijos sino también a sus padres. Muchos de ellos, aún hoy, no pagan por las
    medicinas nada, mientras ciudadanos en el paro o que malviven con los 426 euros al mes
    deben abonar su tanto por ciento correspondiente. Ser solidario hay que serlo, pero con
    cabeza. Por el bien de unos y de otros.
    En estos tiempos durísimos que vivimos es de esperar de los sindicatos y de CCOO en
    concreto responsabilidad ante la gravísima situación que tenemos encima. Con la enorme
    deuda ,el dramático número de parados y las arcas a cero, un pacto con las fuerzas
    políticas y los sindicatos sería muy aconsejable. Salir a la calle no va llenar las vacías
    arcas ni va a crear empleo. Suerte a todos.

  3. tinejo dice:

    No nos resignemos nunca, sigamos en la calle pero sobre todo seamos conscientes a la hora de emitir nuestro voto a finales de noviembre, podemos conseguir un rodamiento real de tendencia política en el centro del poder, donde las decisiones pueden valer algo.

    http://casaquerida.com/2011/10/04/los-chorizos-aprenden-a-amasar-pan/