REFLEXIONANDO. ¿Voy a votar? Y… ¿a quien?

Publicado: 19 noviembre, 2011 en Sin categoría

Estoy reflexionando. Hace tiempo que tengo claro el sentido de mi voto para las elecciones de mañana. Lo sucedido en lo días que han transcurrido en la campaña electoral, dentro y fuera de la mismo, tan solo ha hecho que me reafirme. Pero hoy toca reflexionar. Y reflexiono.

  1. ¿DEBO IR A VOTAR?.

Una penúltima vueltica en el tozuelo, ante la posibilidad del ejercicio libre de un derecho que los españoles pudimos volver a ejercer desde el 15 de Junio de 1977, después de un largo periodo de 40 años, en el que los españoles no tuvimos oportunidad de elegir democráticamente a nuestros gobernantes.

La dictadura nos había sumido en un país corrupto, en el que los afines al régimen, denigrando la política, pero haciéndola a su antojo, y presumiendo de no ser de derechas ni de izquierdas, medraban a costa del terror institucionalizado, miedo, tortura y cárcel para algunos- bastantes- en un país que empobrecían y hacían gris, más que triste amargo, además de aburrido y cutre. Unos pocos disfrutaban imponiendo la caspa de sus uniformes, de sus sótanas y sus muñequitas vestidas de azul, a golpe de represión, desfiles, misas, procesiones y auxilio social. También lo hicieron con permiso y ayuda del nuevo imperio americano de las bases militares y de la leche en polvo…. ¡Cuantas gentes se habían sacrificado el los últimos años para conseguir el derecho a votar libremente! ¡Cuantos sufrimientos, cuantas batallas…!

Recuerdo que, por esa libertad anhelada y conquistada – aunque fuera vez muerto el dictador – ese 15 de Junio del 77 madrugué para ir a votar. Y lo hice vestido para la ocasión, con americana y corbata, presto a disfrutar solemnemente del primer día mayor de la fiesta democrática.. Ilusión, alegría, responsabilidad (si, responsabilidad) esperanza por el futuro, deseo de transformar el mundo.. Los resultados de las elecciones no fueron en la dirección que más me hubiera gustado, pero fue un gran día..

Desde entonces, sigo reflexionando, no he dejado de acudir a todas y cada una de las convocatorias electorales que se han producido. Nunca he faltado a la cita. Es posible que el tiempo y lo vivido hayan ido permitiendo a este ciudadano una mayor distancia de ciertas cosas, le han aportado alguna pizca de escepticismo y le han moderado las expectativas de arrancar importantes cambios sociales en espacios temporales cortos. Tal vez las razones del voto se hayan vuelto más complejas, menos exclusivas, y con diversos y variables objetivos; en algunas ocasiones para conseguir o reforzar el gobierno de una institución para la izquieda, muchas para condicionarlo, otras buscando aumentar las fuerzas desde la oposición y las más, por que no decirlo, pensando en como puedan interpretar los resultados esos que siempre mandan al margen de las urnas, y no precisamente con la intención de complacerles.

Si, lo tengo claro. Aunque el día de hoy nos lo hayan dejado para reflexionar y reflexione. Sin duda alguna, mañana iré a votar.

2. ¿A QUIEN DEBO VOTAR?

También lo tengo claro. Pero voy a seguir reflexionando. Estos últimos años están siendo duros. Y lo están siendo NO porque en una especie de ruleta histórica, la mala suerte haya llevado la bola a negras. No. Lo son porque las relaciones económicas y sociales, así como el “juego” del poder en este mundo que nos ha tocado vivir, son como son. Un sistema que favorece, bueno no, en realidad no favorece, sino que está fundamentado, en las prácticas depredadoras de un puñado de personas contra el resto de sus congéneres. No parece que sean esos mismos depredadores los que nos vayan a sacar de esta. Y los políticos a los que mayoritariamente han venido votado los ciudadanos, se están demostrando incapaces de actuar. Sigo reflexionando. En España, en los últimos años, el gobierno socialista, a pesar de lo evidente, se tapó los ojos ante la fragilidad de nuestro modelo de crecimiento.

No, no creo que PSOE se igual a PP. Lo de PPSOE me parece algo en cierto modo ingenioso, dirigido fundamentalmente al desgaste socialista, con cierto impacto, pero poco riguroso. Aunque en demasiadas instituciones, con algunas más que dignas excepciones, algunos gobernantes socialistas no se alejaron suficientemente de actuaciones de nuevo rico hortera, que deberían ser más propias de otros ámbitos que en muchas ocasiones pretenden comprar la luna y las estrellas tirando de talón, a toda velocidad y en coche oficial. Algunos aún siguen soñando con la utopía imposible del tirón económico del ladrillo. Sin caer en la cuenta que nada puede ser explotado de forma indefinida e infinita y, eso es lo bueno, no todo se puede conseguir a golpe de fascinación talonaria. Pero la derecha que encarna el PP no se ha cansado, al alimón con las patronales, de criticar las políticas de recortes del gobierno….¡por insuficientes! Quieren más y de mayor calado. Y aunque los eslóganes de campaña, cortos televisivos y cartelería parecían atacar desde la izquierda, la hoja de ruta del PP es evidente…. Se les escapa por la incontinencia de algunos de sus líderes, y en las manifestaciones algunos dirigentes de las organizaciones empresariales, que no pueden dejar de salivar ni públicamente ante el banquete que avistan.

Reflexiono que en todas las listas hay gente bienintencionada y hasta honrada. Reflexiono que no prejuzgo lo que los distintos candidatos de cada una de las alternativas en la oposición hubieran hecho con sus políticas económicas y sociales ante una cogida de huevos como la que sufrió Zapatero en Mayo de 2010.

Reflexiono que SÍ ha habido fuerzas políticas que, aunque desde la lejanía, y en cierto modo comodidad, de la lejanía en las responsabilidades de gobierno, han plantado cara a las políticas impuestas por los mercados y algunos dirigentes europeos.

Reflexiono que aquí, en Aragón, la constatación de la gravedad de la situación y la debilidad de la oposición a los mercados, ha empujado un proceso de convergencia electoral entre CHA, IU y un grupo de personas independientes, en el que todos ellos han realizado un importante ejercicio de responsabilidad y generosidad, que coronado con el colofón de una campaña imaginativa y seria. Reflexiono que, por eso, en Aragón, se añade otro nuevo concepto de la utilidad del voto, porque el bipartidismo está roto y el voto que se sale de su guión no va al limbo, ni favorece a otros. Reflexiono sobre la posibilidad de que,  muchos votantes aragoneses, además de apoyar a unos candidatos, con su voto, envíen un mensaje claro e inequívoco a los antidemocráticos mercados diciendoles; NO ESTAMOS POR LA LABOR DE TRAGAR VUESTROS DICTADOS, y por eso NO VOTAMOS a los que si lo han tragado, aunque sea porque los habéis agarrado bien de las criadillas y ahora hagan sano propósito de la enmienda (otra cosica es). NO VOTAMOS tampoco a vuestros naturales, y por vosotros deseados y bien tratados, representantes políticos de la derecha. No votamos a ninguna de vuestras dos grandes opciones, aunque no sean lo mismo. Gozamos de la suerte de tener otras opciones, aunque no sumen mayoría, van a sumar fuerzas contra vuestras políticas.

Reflexiono que, aunque no entiendo muy bien esto de la jornada de reflexión, la decisión que ya tenía tomada, estaba y está llena de acierto.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.