Concertación Social. El Gobierno de Aragón debe mover ficha.

Publicado: 3 enero, 2012 en Sin categoría

Vencida la vigencia del último AESPA y ya de lleno en un nuevo ciclo en el que los votantes han decidido un cambio en el signo político de nuestros gobiernos, tanto en nuestra Comunidad Autónoma como en el conjunto de España,  e inmersos en una crisis que está teniendo efectos devastadores para una parte importante de la ciudadanía y cuya salida no se intuye, se hace urgente   intensificar los contactos para perfilar un nuevo acuerdo entre Sindicatos, Organizaciones Empresariales y Gobierno de Aragón.

La grave  situación económica, se está traduciendo en un incremento incesante de las tasas de desempleo que se ceba entre los más jóvenes, dificultando la reinserción laboral de los más mayores que van al paro y haciendo que la falta de recursos económicos y la pobreza se vayan extendiendo en la población.

Esto exige de respuestas, en todos ámbitos, europeo, español y también autonómico.  En Aragón, aun con los límites de las políticas autonómicas, no podemos mirar hacia otro lado. Es preciso que  junto al Gobierno de Aragón y las Organizaciones Empresariales, cerremos rápidamente el temario a tratar en una nueva edición de Concertación Social, apurando el perímetro de lo posible. Debemos contribuir a dar respuesta  a la grave situación por la que estamos pasando a través del diálogo y el acuerdo.

Más allá del contenido concreto del acuerdo, deben tenerse muy en cuenta  los distintos ámbitos  de participación que han ido generandola Concertación Socialen Aragón en sus sucesivas ediciones, con diferentes gobiernos, de distinto signo político y  en variadas situaciones sociales y económicas.  Es necesario que  estos ámbitos se mantengan vivos y que cumplan su función de cauce fluido para un proceso de diálogo social continuado, cada día más preciso, a través del cual, desde el mundo de trabajo,  se puedan impulsar propuestas y modular propuestas socio-políticas, ajustadas a las necesidades reales de la ciudadanía.

CCOO, sin excluir el diálogo y el acuerdo en otros temas contemplados en anteriores acuerdos, en estos momentos nos marcamos tres líneas de actuación preferentes en el nuevo proceso de Concertación Social, en el que los compromisos que se adquieran deben ser claros y evaluables y contar con recursos para su desarrollo. Son  retos que el Gobierno de Aragón debería acoger de forma urgente.

El empleo es la prioridad a la que deben ir dirigidos los esfuerzos fundamentales, Bajar las tasas de desempleo entre los más jóvenes es urgente.  Las grandes líneas de actuación para la creación de empleo que necesitamos, en un contexto de crisis internacional, agravado por las grandes debilidades del sistema productivo español, trascienden el ámbito autonómico. Sin embargo,  el Gobierno de Aragón no puede renunciar a apurar sus márgenes para dinamizar la economía, mejorar los servicios públicos, impulsar compromisos del sector financiero, priorizar políticas industriales y sectoriales, etc. Hay que optimizar la gestión de las políticas activas de empleo, ajustando más la formación a la mejora de  empleabilidad de las personas, atendiendo a las demandas inmediatas de las empresas.  Hay que impulsar los programas de inserción y orientación laboral bajo la perspectiva de una mayor utilidad y eficiencia.

La Cohesión Bienestaryla Protección Social, son elementos fundamentales en la dimensión democrática de la sociedad y que encajan de pleno en las competencias autonómicas.La Concertación Socialsiempre lo ha tenido en cuenta. El futuro Acuerdo debe  dar respuesta a las situaciones de pobreza y vulnerabilidad social que se están generado. La puesta en marcha dela Renta Básica, y la adecuación del Ingreso Aragonés de Inserción deben dar respuesta a las necesidades más perentorias. La mejora de los Servicios Sociales y el  impulso del Sistema de Atención a la Dependencia son además oportunidades para el empleo.

La tercera apuesta debe ser el futuro. Ir sentando las bases para un desarrollo económico sostenible y territorialmente equilibrado, que vaya construyendo un sistema productivo competitivo, alejado de las debilidades que ha manifestado en esta crisis, que aumente la competitividad de nuestra economía, con tecnología y valor añadido, sacando a las generaciones que se están incorporando, del círculo vicioso de la competitividad a golpe de rebaja en las condiciones laborales. Hay que huir del  hambre para hoy y  hambruna para mañana.

 

Julián Buey

Secretario General CCOO Aragón

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.