He visto a Pedro. Su delito, estar parado. Su pena, la desesperanza.

Publicado: 18 julio, 2012 en Sindicato

Ahí estaba Pedro. Hacía tiempo que no lo veía. Y estaba jodido. Tomándose una cerveza en la barra del bar de al lado de casa. Estaba solo y con la mirada clavada en el infinito. Nos hemos saludado y hecho las preguntas de rigor. Que tal te va la vida…. Pues… mal ha contestado. Francamente mal. Y no es porque el país vaya mal, no.  Es que yo voy mal, mi mujer va mal, mis hijos van mal… Hace más de un año que me despidieron. El cabrón de mi jefe, al menos síntoma de dificultades descapitalizó la empresa, dejó de pagar la seguridad social y de pagarnos la nómina… Eso sí, el mal nacido no dejaba de venir al trabajo, vestido de punta en blanco, montado en su siempre recién comprado buga, y con los palos del golf, para echar la partidita y, de paso el vermú… Nos mandó a la puta calle con varios meses de deuda y sin un puto duro. Pagó el FOGASA, claro.. No he dejado de buscar empleo cada día. Periódicos, INAEM, servicios para el empleo de sindicatos y patronal, puerta a puerta.. y nada. Soy viejo, me dicen. Tengo mucha experiencia laboral en lo mío, me reconocen, pero más de 50 tacos. He hecho varios cursos de formación y he pasado por varios orientadores laborales. Y nada, desesperante. No se… Mi esperanza ya se ha reducido a cobrar el paro que me queda, luego el subsidio y luego una jubilación de mierda, la que me quedará después de tantos años sin currar… Y eso sin con todo este lío de la crisis, las presiones europeas y esta derecha que no hace más que jodernos, deja algo de todo esto a salvo. Mi mujer, que quieres que te diga, también en el paro. Y los chavales. Dios, los chavales…. Eso si que me duele. Hice más horas que un reloj para comprar un piso, de llevarlos como unos pinceles y de que vivieran bien. Su madre y yo nos esforzamos para que estudiaran y se labraran un porvenir… Su abuelo había empezado a trabajar a los 7 años. Su madre y yo fuimos de los que empezamos a los 13 y 14 años…. Ellos pudieron estudiar. Y nuestra ilusión era que vivieran en un mundo mejor… ¡para eso estábamos luchando, que cojones! Un mundo mejor… Una ficción que ha durado unos años. Dinero que corría y nos endeudaba. Todos éramos clase media… Ya no parecía haber diferencia entre ricos y pobres… Joder, que ignorantes. Que tristeza… Dejar a nuestros hijos todo esto hecho una porquería. Que pena verlos rular de un lado para otro buscándose la vida, trabajando por horas, a ratos y sin cotizar… Los tres con sus carreras, los tres en paro, los tres buscándose la vida con currillos en los que les explotan, los tres mirando el futuro con mucho escepticismo y poca ilusión…Y hoy acabo de escuchar que me van a recortar el paro y me van a hacer cotizar más para “estimularme” en la búsqueda de empleo… y la tipeja esa diputada del PP, la Fabra, diciendo que nos jodamos…. Pero estos cafres que nos gobiernan,¿se enteran de algo?. ¿Que pretenden?… ¿Soy ahora poco menos que un delincuente, culpable de no tener empleo? Estoy francamente impresionado. O cabreado. O hasta los cojones. ¿Qué están haciendo contra todos los sinvergüenzas que se han forrado, que siguen forrándose con la situación y a costa de los demás? ¿Darles más y más pasta para “sanearles”?. Cuando pienso lo injusto de todo esto, me dan ganas de vomitar.. o de que se yo.. Se que hay empresarios que se lo curran, sobre todo en las pequeñas empresas, y muchos que de verdad lo están pasando mal, alguno de ellos viene por aquí y a veces charramos. Pero otros son unos sinvergüenzas con los que no se tiene ningún control…. El mío era de estos ultimos. ¿Y que hace Rajoy?. Rebajar la cotizaciones empresariales en dos puntos. ¡Manda huevos! A los currelas nos joden todo lo que pueden, y esto no es un decir, y a los banqueros y empresarios, todo son regalos. Todo un modelo de justicia social y equilibrio en el gobierno.

Le tenía que haber dicho a Pedro eso de que no cabe la resignación y que hay que seguir luchando. Pero no he podido. Tampoco le he comentado que el 19 de Julio tenemos una oportunidad más de volcar una parte de la mala leche que nos están fabricando, en la manifestación que han convocado los sindicatos…  No, no he podido.. Aunque seguro que, como siempre, lo veré por ahí, con su mujer y sus hijos.. No, no he podido articular ni una sola frase de esperanza, de consuelo o de aliento. Cuando me ha preguntado a mi eso de que tal, solo he podido responderle con un abrazo y, con un nudo en la garganta, pedirle disculpas porque me esperaban  desde hacía ya un rato, y marcharme casi tan jodido como el… Puta vida. En estos tiempos es peligroso preguntarle a alguien como le va. Corres el riesgo de que te lo cuente.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.