Ante la Huelga General. A la militancia y afiliación de CCOO Aragón.

Publicado: 22 octubre, 2012 en Sindicato

Compañeros y Compañeras.

CCOO junto a otros Sindicatos y diversas asociaciones, hemos convocado HUELGA GENERAL  para el 14 de Noviembre de 2012. 

La afiliación de CCOO, comprometidos con la defensa de los derechos laborales y sociales, con la justicia social, tenemos ante nosotros el reto de contribuir al mayor éxito de la Huelga, en tiempos muy difíciles.

En el informe aprobado por el Consejo Confederal, máximo órgano de dirección de la Confederación Sindical de CCOO,  en su reunión de 27 de Septiembre ya se planteaba la posibilidad de la convocatoria de una Huelga General, ligada al debate de los presupuestos del estado y a la posibilidad de un rescate en nuestro país, que supusiera la imposición de más sacrificios y más recortes de derechos a los trabajadores y trabajadoras.

A nivel estatal, CCOO junto a UGT y 150 organizaciones sociales más, hemos constituido la Cumbre Social en el Estado, para coordinar y articular, de forma lo más unitaria posible, la respuesta a unas políticas del Gobierno que están empobreciendo fundamentalmente a los trabajadores, pensionistas y parados, y que  afectan, más allá del mundo laboral, a la mayor parte de la población.  En Aragón, y con el mismo objetivo hemos constituido Cumbres Sociales en Teruel, Huesca y Zaragoza, con más de 50 entidades.

La reunión de la Cumbre Social Estatal realizada el 28 de Septiembre, valorando la situación, decidió convocar manifestaciones para el 7 de Octubre en las principales ciudades españolas y abrir la reflexión en cada una de las organizaciones que la componemos acerca de la convocatoria de una Huelga General.

El 15 de Octubre, la Cumbre Social lanza la campaña para la recogida de firmas exigiendo a Mariano Rajoy la Convocatoria de un Referéndum, presentando la Comisión Promotora del mismo y dando publicidad a una carta enviada al Presidente del Gobierno. Esta demanda se sustenta  en el artículo 92.1 de la Constitución española, que establece que: “Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos”.

Para la Cumbre Social, las políticas desarrolladas por el Gobierno del Partido Popular con el pretexto de superar la crisis, no estaban contenidas en el programa electoral del partido que ganó las elecciones. En las elecciones del 20 de Noviembre la ciudadanía no pudimos pronunciarnos sobre las reformas laborales que han llevado a la individualización de las relaciones laborales y a una pérdida de poder de compra de salarios y pensiones, ni sobre los recortes en el estado de bienestar, el empobrecimiento de los servicios públicos, la sanidad, la educación, los servicios sociales, la atención a la dependencia….. Este incumplimiento  del contrato electoral con los electores, este falseamiento de la democracia, solo puede resolverse con la convocatoria de un Referéndum con el que la ciudadanía recuperemos la voz y podamos pronunciarnos sobre estas políticas.

CCOO vamos a trabajar intensamente en la recogida de firmas pro Referéndum, en una campaña que nos va a permitir trabajar conjuntamente con decenas de organizaciones con las que coincidimos. Al conjunto de la ciudadanía le van a llegar  con mayor intensidad y desde perspectivas más amplias,  mensajes sobre la gravedad de las medidas que se están tomando y de otras alternativas.

En la Cumbre Social Aragonesa hemos constituido la Comisión Promotora del Referéndum, que se presentará públicamente a lo largo de esta semana. En los próximos días se constituirán en Teruel y Huesca. Vamos a multiplicar estas comisiones en las comarcas, localidades, centros de trabajo.. Los objetivos de recogidas de firmas son ambiciosos, entre todos y todas debemos llegar a la mayoría de los votantes aragoneses, extendiendo el clamor por la consulta hasta el ultimo rincón de nuestra Comunidad.
Mientras, en Portugal, después de un proceso de manifestaciones masivas, el sindicato mayoritario CGTP convocaba Huelga General para el entorno del 14 de Noviembre.

A partir de la reunión de la Cumbre CCOO y UGT empezamos a trabajar con el conjunto de los Sindicatos que componen la CES, para promover movilizaciones de carácter Europeo, particularmente con el denominado “grupo latino” del sur de Europa, en el que se va perfilando la posibilidad de confluencia de Huelga en varios países como Portugal, Grecia, España, Chipre y Malta, con la referencia del 14 de Noviembre,

Después de un intenso debate,  el Comité Ejecutivo de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), en su reunión en Bruselas, del pasado 17 de octubre, acordó convocar  una Jornada de Acción y Solidaridad Europea, que incluya la  convocatoria de huelgas, manifestaciones, concentraciones, asambleas u otros actos de protesta, en función de la situación de cada país,  en contra de las políticas de austeridad, los recortes sociales y las agresiones a los derechos de los trabajadores.

El Consejo Confederal de CCOO celebrado el 19 de Octubre aprobó por unanimidad convocar Huelga General para el próximo día 14 de Noviembre. De forma simultánea se reunía la Unión General de Trabajadores y adoptaba la misma decisión.

Se propone una Huelga General que vaya más allá de los centros de trabajo, que paralice la actividad en las empresas, pero que cuente además con el compromiso activo del conjunto de la sociedad en forma de acciones ciudadanas múltiples. Una Huelga de todos los colectivos que de diversas formas se vienen manifestando  contrarios a unas agresiones que van más allá del entorno laboral, que tocan derechos fundamentales de ciudadanía y que afectan muy en negativo a la situación de las personas de diferentes colectivos. Una Huelga con una visualización ciudadana y en la calle contundente.

Esa  misma tarde se reunía de nuevo la Cumbre Social del ámbito estatal y apoyaba, sumándose, la convocatoria de Huelga General. También se producía la reunión de la Cumbre Aragonesa, que además de impulsar el referéndum, se sumaba al trabajo para la Huelga General.

La convocatoria de esta Huelga General está más que justificada. Todas las graves medidas de recortes, sesgadas e injustas que está tomando el Gobierno, la constante negación al diálogo, a la modificación de sus políticas y las consecuencias, que se traducen en un deterioro de la situación económica y social del país, con una afectación desequilibrada, que bascula el sacrificio mayor sobre las personas trabajadoras, pensionistas y sectores más vulnerables de la sociedad.

Convocatoria de Huelga justificada y oportuna, más si cabe, en el proceso de debate de unos presupuestos del estado que agravan la situación y que además pueden empeorarse por el propio Partido Popular en el trámite parlamentario. Más que oportuna en el momento en que planea de forma alarmante la sombra de un rescate europeo a nuestro país, forzado dentro y fuera de España,  que llevaría como contrapartida nuevos recortes económicos y de derechos, una mayor ralentización de nuestra economía, más pobreza…

CCOO de Aragón vamos a trabajar activamente en un proceso de explicación y extensión de la Huelga que nos permite seguir ganando espacios en el pulso de la movilización, en las empresas y en la calle. Un proceso que debe centrar el debate social en aquellas cuestiones que realmente preocupan a las personas trabajadoras y la ciudadanía, que entronquen con sus necesidades y expectativas en la salida de la crisis. Un proceso de explicación que refuerce la iniciativa y protagonismo del movimiento sindical y de forma particular de CCOO.

Las dos Huelgas Generales anteriores tuvieron, así lo hemos manifestado, un importante seguimiento. Sin embargo nos han señalando, con claridad, deficiencias organizativas propias que hemos ido acumulando a lo largo de los años y no hemos sido capaces de superar. No hemos avanzado en su superación en los últimos meses, es imposible hacerlo en tan corto espacio de tiempo. Pero esto, para conseguir el mayor éxito de la Huelga, puede ser compensado con un buen trabajo, entusiasta y militante,  en los próximos días.

El Sindicato, en los años que estamos sufriendo la crisis, ha hecho las cosas bien. Hemos articulado la estrategia adecuada; de resistencia activa, pero propositiva, con alternativas. De movilización permanente y de confluencia social.

 Las agresiones, las campañas mediáticas, la ausencia de cauces de diálogo  para el acuerdo con gobierno y patronales, el dique que se ha querido construir a nuestro alrededor, la demolición que se pretende de nuestras estructuras, no están pudiendo con CCOO y el Movimiento Sindical. Con problemas en la Negociación Colectiva y en el Diálogo Social, con dificultades para la acción sindical, el Sindicalismo en nuestro país está sabiendo mantener capacidad propositiva y recuperar espacio social y movilizador en la calle. La constitución de las Cumbres  Sociales está suponiendo un hito en el proceso de unidad con otros movimientos sociales y sindicales, que aspiramos a consolidar y ampliar.

La dimensión europea de la movilización del 14 de Noviembre, abre también espacios inéditos de reflexión y actuaciones conjuntas en el seno de la Confederación Europea e Sindicatos.

Son estos factores diferenciales en positivo, con relación a procesos anteriores de Huelga, que van a favorecer la extensión y visualización de la convocada para el 14 de Noviembre

Vamos a trabajar en el  refuerzo de la unidad sindical con el  máximo de organizaciones. Tenemos que hacer un esfuerzo de confluir y sumar con diferentes movimientos y mareas. Es importante potenciar e compromiso y la dimensión social de la Huelga.

Pero no podemos ocultarnos que la necesidad del éxito de la Huelga, viene acompañada de dificultades para su desarrollo.

 Hay un cabreo generalizado entre las plantillas de las empresas.  La sensación de tremenda injusticia y de sesgo en las medidas que se toman, se extiende entre el conjunto de las personas trabajadoras. Es general la convicción de que la imposición de tanto sacrificio para unos, y la concesión de tantos privilegios para otros,  además de injusto, solo está sirviendo para empeorar las cosas.

Sin embargo, las coacciones empresariales, el miedo al desempleo,  la pérdida salarial, la precariedad,  las campañas mediáticas, los intentos de satanización de los Sindicatos…..van a tener una fuerte presencia en los días previos y son factores que , entre otros, van a pesar en la decisión de algunos trabajadores.

 A pesar de todo, con las dificultades que vamos a tener, la huelga tenemos que ganarla. La vamos a ganar en los tajos, en las empresas, paralizando la actividad industrial y de servicios. La dimensión, el alcance del paro es medible, y nos la miden. Y tiene que ser incuestionable. Podemos hacerlo, pero para eso tenemos que convulsionar, que agitar, de forma inmediata nuestra organización, movilizar TODOS nuestros activos, multiplicar las reuniones y asambleas.

Debemos sumar de forma inmediata compromisos para secundar la Huelga con el máximo de trabajadores en las empresas. Para ello es imprescindible la información y un debate que no puede quedarse entre representantes sindicales,  ni entre los afiliados a los sindicatos, sino que tiene que trascender al conjunto de las plantillas.

No podemos permitirnos el lujo de flaquear en la explicación de las razones, en la dimensión de las agresiones y en la importancia de la movilización para pararlas.

 Las nuestras, las de CCOO, son movilizaciones con objetivos. Estamos convencidos de que las cosas se pueden hacer de otras formas. Tenemos propuestas. Y pretendemos abrir espacios para discutirlas, con los gobiernos y con los empresarios.

La dimensión social de la Huelga, la convocatoria conjunta con otros países europeos, el acompañamiento de la Confederación Europea de Sindicatos, son factores que nos van a ayudar.

Pero esto no va a ser lo fundamental en la extensión de la Huelga. Como nunca  lo es la actividad de los piquetes en el mismo día de su realización. El éxito de la Huelga lo garantiza la decisión de las personas trabajadoras en empresas. Y por eso es fundamental  una intensa actividad  sindical de explicación y de debate a la largo de los próximos días.

Los y las activistas, las personas afiliadas  a CCOO demostramos en el día a día que sabemos hacer nuestro trabajo en la defensa de los trabajadores y de la mayoría de personas. También hemos demostrado en multitud de ocasiones y de conflicto que sabemos movilizar, de la misma forma que sabemos negociar y llegar a acuerdos.  En la calle, en el ámbito familiar, en los círculos de amistad, debemos difundir la Huelga. Pero es en las  empresas, nuestro natural ámbito de actividad, donde tenemos que convencer a los compañeros y compañeras.   Hagamos nuestro trabajo sindical mejor que nunca. Toda la información y documentación que necesites, la tienes a disposición en la página Web y en las sedes de CCOO.

Julián Buey. Secretario General de CCOO Aragón

Anuncios
comentarios
  1. José A. Zamora dice:

    Buenos días Julían.

    Copio a continuación el correo que le respondí al Secretario confederal de Comunicación CS CCOO, Fernando Lezcano, en respuesta a su correo donde me notificó la convocatoria de huelga. Quizás esté equivocado pero es mi opinión que transmito con el ánimo que pueda ser útil.

    Un saludo,
    José A. Zamora

    Estimado Fernando.

    En mi opinión, la convocatoria de una huelga sin hacer un sondeo del grado de seguimiento de los trabajadores corre el riesgo de la falta de asistencia, tal y como ha pasado en ocasiones anteriores, lo que se traduce en la consecuente mala imagen de los convocantes.

    Además, una huelga de un día sólo perjudica al trabajador, pues deja de cobrarlo y, en la mayoría de los casos, el trabajo no hecho se realizada en los días posteriores, favoreciendo así a la empresa que no paga ese día y el trabajo se hace igual.

    Por estos motivos, lo considero una medida equivocada y no secundaré la huelga. En caso que la huelga llegue a realizarse y la información de sus resultados muestren que el seguimiento por parte de los trabajadores ha sido importante y que ha tenido algún impacto, me alegraré de haber estado equivocado y empezaré a creer que las huelgas sirven para algo.

    • ccooaragon dice:

      Transcribo la respuesta dada en la red por una joven twittera ante una afirmación similiar a la tuya: “Las huelgas no sirven para nada@ CLARO QUE NO! La jornada laboral de 8 horas nos la dieron duendecillos enviados por Dios.” Con la huelga la duda, sin la huelga, sin movilización permanente de trabajadores y ciudadanía, la certeza de la que se nos viene encima. Espero que reconsideres tu postura y te sume a esa gran protesta laboral y ciudadana. Te necesitamos.