14 de Noviembre. Con la Huelga crece la movilización.

Publicado: 15 noviembre, 2012 en Movilizaciones, Sindicato

. En los últimos meses hemos podido asistir a multitudinarias manifestaciones de protesta por las políticas del gobierno de Rajoy. Y la movilización crece. El 14 de Noviembre la Huelga General prendió en España. También en Aragón. Los sectores de industriales, construcción y transportes, secundaron la huelga en porcentajes superiores al 80%. En los  trabajadores del sector público (educación, sanidad, administración general..) el paro fue seguido en porcentajes  superiores al 60%. En los servicios privados, administrativos, financieros, comercio, hostelería…  el seguimiento fue más escaso. La media del seguimiento en Aragón, desde CCOO la hemos cifrado en torno a un 70%. Jornada de lucha Europea. Huelga con dimensión social. Nuestras ciudades se llenaron, ya por la mañana de mareas multicolores; naranjas, verdes, blancas… que expresaban rechazo a los recortes en protección social, educación, sanidad… Los vecinos de los barrios, en los que ya se podía constatar la solidaridad de numerosos comercios y bares cerrados,  se desplazaban al centro de la ciudad, para confluir con los piquetes que volvían de los polígonos industriales y con las concentraciones convocadas por los Sindicatos.  Satisfacción sindical por el paro, que se palpaba en la calle.  También por la normalidad con la que había transcurrido la noche, madrugada y mañana, en la que la actividad de los piquetes informativos, no había generado incidentes reseñables.

La jornada de huelga había estado precedida, en  los días anteriores,  de reuniones de delegados y delegadas sindicales en las empresas, cuadros sindicales, asamblea general de representantes sindicales  CCOO-UGT con presencia de los líderes estatales Toxo y Méndez,  repartos de hojas por las ciudades,  encuentro con entidades sociales, partidos políticos de la oposición,  instituciones, charlas abiertas en las localidades… Un intenso proceso de información, explicación y debate, en el que se involucraron decenas de sindicalistas, en el que se recabó el apoyo de Comités de Empresa, organizaciones sociales, personalidades.. Un trabajo colectivo por el que cabe felicitar a tantos y tantas compañeros y compañeras que se han implicado generosamente en la extensión de una movilización difícil, en tiempos difíciles, pero necesaria, imprescindible para oponerse y resistir la enorme arremetida de que estamos siendo objeto la inmensa mayoría de la ciudadanía, de las personas trabajadoras…

 Las cifras del seguimiento están siendo discutidas por el Gobierno y los empresarios. Como siempre. Tratan de disminuir su importancia, restarle eficacia y desprestigiar a los Sindicatos convoyantes. Aún no siendo un indicativo definitivo, si que el gráfico oficial de la evolución del consumo de energía de la Red Eléctrica Española, puede darnos alguna pista.  Téngase en cuenta  que la huelga afecta al consumo de la actividad industrial y de servicios vinculada a la no realización del trabajo,  pero, lógicamente, no incide en el resto del consumo en los centros de trabajo, que se sigue efectuando aún con la empresa paralizada o con algunos esquiroles trabajando,  ni a infraestructuras, administraciones, familias, etc.

El gráfico comparativo señala un descenso importante del total del consumo con relación a los días anteriores, que solo puede explicarse por el seguimiento de la Huelga.

  

Pero lo que es imposible  tapar son las calles llenas de personas manifestando su preocupación, su cabreo… dejando constancia de su oposición a las políticas que tanto daño están haciendo y que nada solucionan. Gentes exigiendo que se acometan los problemas reales de las personas y que no se ceda a los  chantajes de los más poderosos. Mareas de gentes, 200.000 personas dijimos en la manifestación de Zaragoza, y no estábamos exagerando. Llenas las calles, como nunca, en muchas ciudades aragonesas, Teruel, Huesca, Alcañiz, Sabiñánigo…

Emoción de reconocernos tantos. Tantos y tantos reconocidos los unos en los otros. Afectados y/o solidarios, juntos en la lucha. Unidos en el sufrimiento propio y ajeno. Juntos en la preocupación por el presente, por el trabajo, por el paro… Compartiendo la preocupación por el futuro, por el nuestro, por el de nuestros jóvenes… Uniendo nuestras voces indignadas para exigir soluciones, para que cese tanta injusticia. Sabiendo que riqueza, que recursos, los hay. Pero injustamente repartidos. Una enorme corriente , increíblemente grande, de suma de conciencias, con vocación de ser cauce para que las cosas cambien. Y no una efímera expresión de cabreo. Y de seguir luchando hasta que esto no suceda. Si no cambian las políticas, va a crecer la movilización El gobierno del Partido Popular, los poderes económicos y financieros, estén donde estén, los “de arriba”,  esos sin rostro y parece que sin corazón, se lo deberían hacer mirar.

Anuncios
comentarios
  1. Los felicito entusiastamente y espero que manejen “El dulce arte de salirse con la suya”. !Enhorabuena!

    !Saludos cordiales para todos!