Defiende lo tuyo. Defiende lo de todos.

Publicado: 21 noviembre, 2013 en Economía, Movilizaciones, Pensiones, Sindicato, Trabajo Sindical

obreros

El sábado día 23 vamos a llenar las calles. Y deberemos hacerlo más veces. Tantas como sea necesario para cambiar las cosas. El gobierno del PP, a  golpe de BOE, destruye derechos que tantos años y sacrificios costó construir. Atenta contra elementos básicos en la compensación de desequilibrios  en las relaciones laborales, como lo son el derecho laboral y la libertad sindical.
A pesar del sacrificio que nos está costando a la ciudadanía, Rajoy y su gobierno se muestran  incapaces de hacer cumplir al sector financiero su papel en el impulso del crédito a proyectos empresariales serios. Con sus políticas de empobrecimiento y recortes selectivos están haciendo sufrir a mucha gentes. Y las cosas a peor; más paro, más pobreza, menos esperanza.. Y más consignas huecas; “las cosas va a mejor”, lo importante es el “emprendimiento” y poco más…  Con engaños. Algunos, de lluvia fina y persistente, con los que  pretenden impregnar nuestras cabezas y adormecer nuestras conciencias. Otros no son tan finos. Pierden credibilidad. Pero hay que decírselo en la calle, no debemos permitir que se apropien del silencio, utilizándolo como grosera justificación. 
Los trabajadores y trabajadoras no debemos callar ante el paulatino desmantelamiento injustificado de los servicios públicos. Son importantes para la totalidad de la población. Pero son vitales para las personas que menos recursos tienen.
Lo público, la educación, la sanidad, los servicios sociales, la protección por desempleo, las pensiones…. no son incumbencia exclusiva del gobierno. Nos pertenece al conjunto de ciudadanía.  Son fruto de la riqueza que se produce en el mundo del trabajo, de nuestras cotizaciones, de nuestros impuestos. Si se esquilman los servicios públicos,  si se arrasa el estado de bienestar, si hunden el sistema público de  pensiones, nos atracan a todos y todas. Nos empobrecen más allá, mucho más allá, de lo que ya lo hacen nuestras nóminas. ¿Vamos a permitirlo sin respirar?
Anuncios

Los comentarios están cerrados.