Corrupción, tolerancia cero.

Publicado: 9 octubre, 2014 en Sindicato

pub133003_Gaceta_Sindical_n_218._Resolucion_CCOO_sobre_el_uso_tarjetas_de_Caja_Madrid-Bankia_1

En nuestro sindicato no caben los afiliados, militantes y dirigentes corruptos.

CCOO no es una organización que se preste al fácil enriquecimiento personal.  Si alguien no actúa de acuerdo a las normas éticas del Sindicato, no cabe entre nosotros.

Así lo ha dejado claro, sin tibiezas, de forma contundente, la Comisión Ejecutiva Confederal. Lo hizo con el escándalo de los EREs en Andalucía, y lo está haciendo en el caso de las tarjetas de Caja Madrid.

Las noticias sobre comportamientos de algunas personas que parecen estar fuera de nuestro código ético nos llenan de consternación, nos produce desasosiego y rabia. Nos apena y preocupa  que el trabajo sindical serio y honrado de la inmensa mayoría de nuestra militancia, se vea empañado y dificultado por las noticias de actuaciones incomprensibles y totalmente inaceptables, que cuentan con total reprobación en nuestro ámbito sindical.

La dirección del sindicato ha actuado de forma rápida y sin dar lugar a la duda. La suspensión cautelar de militancia de las personas implicadas, la apertura de un proceso informativo inmediato, la exigencia de que la justicia se haga cargo de forma ágil del asunto, ofreciendo la colaboración sin ambigüedad a la misma, así como la puesta en marcha de más potentes cortafuegos que impidan que vuelva a repetirse cualquier circunstancia como la actual, son hechos y no meras declaraciones.

Si la investigación interna confirma un uso éticamente reprobable, esas personas no tienen cabida entre nosotros.  Si el uso de las tarjetas fue opaco y  no se ajustó a las normas, o tuvo como finalidad la obtención de sobresueldos encubiertos o financiaciones ilícitas, ese dinero debe ser devuelto. Si se ha infringido la legalidad con corruptelas, la justicia tiene que ser implacable.

No hay motivos reales para el desánimo. El sindicato está actuando como debe, y tenemos que explicarlo. Aunque ya sabemos que todos aquellos que no pierden ripio para darnos caña, seguirán utilizando los errores que individualmente se puedan cometer, por muy aislados que sean,  como munición contra un sindicato GRANDE, del que nos sentimos orgullosos y orgullosas. Las Comisiones Obreras.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.