Estamos ante un crecimiento económico pequeño, frágil e incierto

Publicado: 17 diciembre, 2014 en Economía, Empleo, Entrevistas, Mercado Laboral

ZARAGOZA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) –

El secretario general de Comisiones Obreras (CC.OO.) en Aragón, Julián Buey, ha afirmado que “estamos ante un crecimiento económico pequeño, frágil e incierto”. En una entrevista concedida a Europa Press, ha reconocido que, estadísticamente, “hay cierto repunte económico, un pequeño crecimiento y tirón de la demanda”. No obstante, ha dicho que es “tan pequeño” que “no se traduce en bienestar para los ciudadanos ni en solución para sus problemas”.

Además, ha expuesto que este crecimiento está rodeado de “muchas inquietudes” porque “nuestro entorno más cercano está en la dirección contraria”.

“La inmensa mayoría de nuestras transacciones económicas en el exterior son en Europa, donde importantes países, como Alemania, Francia e Italia, en un proceso de muchas dificultades económicas y, por tanto, eso nos puede afectar”, ha observado.

Sobre la competitividad de las empresas aragonesas en el exterior y la reforma laboral, Julián Buey ha remarcado que no hay muchas compañías en la región que exporten. “Los sectores que más lo hacen están bastante sindicalizados, donde la reforma laboral en los términos que se ha planteado se ha paralizado bastante, esa es la paradoja”.

De esta forma, ha enfatizado que es “curioso” que los sectores más frágiles sindicalmente sean “aquellos que precisamente no exportan, el sector servicios, y es ahí donde la reforma laboral está cumpliéndose en toda su dimensión”.

SALARIOS

El secretario general de CC.OO.-Aragón ha indicado que la bajada de los salarios desde la puesta en marcha de la reforma laboral ha sido “brutal”, algo que, a su vez, ha disminuido “el poder” de la demanda interna. “Eso sí que está afectando a pequeñas industrias que no son exportadoras y está suponiendo mucha destrucción de empleo”.

Por ello, ha estimado que la bajada de salarios “no solamente no está beneficiando a la economía en términos globales sino que está perjudicando”.

“La congelación salarial y la reforma laboral, bajo nuestro punto de vista, y no es ideología, los datos lo avalan, está generando muchos más problemas a nuestra economía que beneficios”, ha subrayado.

En este contexto, “creemos que es el momento de subir los salarios. De una forma muy negociada en cada sector y seguramente no en la misma medida, esto requiere de mucha interlocución, entre sindicatos y empresarios, para que no suponga un problema para la economía de la empresa y pueda servir de revulsivo para el consumo”.

También ha apostado por “más diálogo y compromisos” en la moderación salarial, con el objetivo de que, “los esfuerzos de carácter salarial se traduzcan en una mejora del precio y no solamente en beneficio puro y duro para el empresario”, algo que ha evitado “el incremento de la competitividad que se esperaba a nivel europeo y mundial”.

El secretario general de CC.OO.-Aragón ha destacado el esfuerzo de trabajadores y empresas en un contexto en el que más del 90 por ciento de los expedientes de regulación de empleo (ERE) que se registran en la región son pactados. “Eso quiere decir que todo el mundo está poniendo de su parte, esa es la acción sindical de verdad”.

ATRAER INDUSTRIAS A ARAGÓN

Julián Buey ha incidido que se necesita “mucha gestión gubernamental” para atraer industrias a la Comunidad. Ha apostado por proporcionar facilidades de inversión, “pero bien atadas, no lo que nos hemos encontrado en la zona de las Cuencas Mineras, donde muchas facilidades se han quedado en el montaje y luego las empresas se han ido desmantelando”.

“Lo que hay que hacer es impulsar medidas de industrialización y planes concretos, dar solidez para que las empresas permanezcan”. Ha reconocido que atraer este tipo de actividad “en el periodo en el que estamos” de crisis económica es “complicado”, pero “hay que trabajar poco a poco y nos gustaría que eso fuera de una manera más consensuada y hablando con los agentes sociales que representamos al mundo del trabajo”.

Ha precisado en que la economía necesita “medidas estructurales” que se centren en “una dinámica económica de estímulo” que haga que las empresas puedan “tirar adelante y ser viables”.

“Hay salidas colectivas con planteamientos macroeconómicos diferentes a los que se están poniendo en marcha, cambiando las decisiones políticas para que se genere economía y se solucionen los problemas de las personas”, ha propuesto Buey, al tiempo que ha solicitado “salarios mejores y un mayor tirón de la demanda, lo que genera economía y empleo”.

OPEL EN ARAGÓN

Dentro de la industria que permanece en la Comunidad, Julián Buey ha destacado la importancia de la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza), al tiempo que ha matizado que “afortunadamente”, ha bajado “la dependencia” de la región en la planta.

“Nos viene muy bien que la fábrica esté en Zaragoza, es un impulso para la economía de nuestra región, sería un drama que se pusiera en cuestión”, ha concretado Buey, pero sería “deseable” que el tejido productivo de la Comunidad estuviera “más diversificado”.

Los propios sindicatos que representan a los trabajadores en la factoría entienden la importancia de la planta para la zona, “tienen una visión muy amplia y cuando negocian en la empresa son conscientes no solamente de lo que eso supone para las personas que trabajan en la empresa sino también para la economía de nuestra Comunidad”.

EMPRENDEDORES

El secretario general de CC.OO.-Aragón ha criticado que en estos momentos de crisis económica el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, trate el tema del emprendimiento con tanta “ligereza”. Ha subrayado que en España “necesitamos empresas sólidas, potentes, con masa crítica”.

En concreto, ha lamentado que Rajoy haya defendido que los jóvenes deben emprender “una y otra vez aunque fracasen”. “Creo que es una frivolidad por parte del Gobierno, necesitamos empresas sólidas, potentes, con masa crítica, empresarios muy bien formados, con financiación suficiente, con proyectos viables y con apoyo institucional para tirar adelante. No una legión de personas que montan negocietes para acabar malviviendo”.

Ha remarcado que muchos españoles en estos momentos no pueden “permitirse el lujo de emprender y fracasar”, dado que “la gente que para montar un negocio tiene que contar con un dinero que no tiene, una financiación, que no le van a dar, y, en todo caso, con el apoyo de los familiares, por lo que si fracasa lo va a perder todo y no va a tener segunda oportunidad”.

Además, ha recordado que se trata de competir “en un mercado escaso para quitarle mercado a otro que está al lado. Esto no es una cosa infinita, si yo vendo boinas y se venden 500 y vendo 200, esas 200 se las estoy quitando a alguien”.

“Si al final el emprendimiento se convierte en que todos los trabajadores o todos los jóvenes que no tienen empleo nos montamos pequeños chiringuitos, acabaremos malviviendo todos con unos ingresos de 200 euros al mes”, ha aclarado Buey, para apostillar que no le parece “serio” el planteamiento que se está haciendo.

RENTA BÁSICA

En el contexto de crisis económica, los sindicatos están negociando con el Gobierno central una renta básica para aquellos hogares que carecen de ingresos.

Julián Buey ha redundado que en la negociación se están presentando tres dificultades: “Las personas que acceden a la renta, la cuantía, que sabemos que no puede ser enorme, pero sí pretendemos que cubra necesidades, y la permanencia en el tiempo”.

Ha aseverado que el objetivo de los sindicatos es “abrir la puerta al máximo de familias posibles que necesiten esta ayuda”, y ha explicado que, de haber movilizaciones para reclamarla, serán a nivel nacional.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.