Debate de la Nación, propaganda y Seguridad Social.

Publicado: 25 febrero, 2015 en Sindicato

En el debate sobre el Estado de la Nación, el presidente del Gobierno nos ha dibujado un paisaje adornado por la esperanza de que los sacrificios sufridos van a tener la compensación de una rápida recuperación económica y mejora del bienestar.  Se intensifica la campaña electoral y no se quiere reconocer la durísima realidad que están viviendo millones de personas.

El incremento de la pobreza, aumento de la brecha social y deterioro de los servicios públicos, son hechos difíciles de negar, pero que para el señor Rajoy parecen no existir.

Por poner tan solo un ejemplo;  la nula preocupación que se deja ver en el discurso de Rajoy sobre la situación de la Seguridad Social.

Entre los años 2012 y 2014 se ha ido tirando de 34.000 millones de euros del Fondo de Reserva, para atender pagos del sistema, dejando a finales del año pasado un remanente  42.675 millones de euros.

El déficit en las cuentas y la disminución del Fondo, no se ha producido tan solo por la bajada del empleo y su repercusión en las cotizaciones, que para esas eventualidades fue creado.

Hay  políticas del gobierno, por ejemplo las de bonificaciones a las empresas a costa de la Seguridad Social,  vía reducción en sus cotizaciones, están contribuyendo a agravar la situación.

Es el caso de la famosa tarifa plana de 100 € en la cotización de  empresarios.

Con el argumento de incentivar el crecimiento económico, crear empleo  y reducir la temporalidad, la tarifa plana ha abaratado costes a las empresas,  bajando sus cotizaciones.  Una forma de financiarlas  que, tan solo en 2014,  costó  a la seguridad social, una merma de 1.260 millones de ingresos en cotizaciones.  Esto ayuda al déficit del sistema y  quien sabe si, más pronto que tarde,  acabará sirviendo de pretexto para nuevos recortes en materia de pensiones.

Lo grave es que estas bonificaciones a costa de la Seguridad Social, no cumplen ninguno de los objetivos que se dice perseguir.

Los empresarios contratan en función de sus necesidades productivas, vinculadas a la demanda y al consumo. Las bonificaciones no son un elemento determinante en la toma de decisión para contratar. Como mucho, orientan la contratación hacia unas personas u otras en función de si son “subvencionables” o no.  Pero ni crean empleo por si mismas, ni hacen aumentar las contrataciones indefinidas.

Para comprobarlo no hay más que acudir a los datos oficiales; el empleo en términos reales no avanza y la contratación temporal sigue disparada.

Pero el gobierno del Partido Popular a los suyo. Y el Presidente anuncia nuevas bonificaciones con las que transferir recursos de la Seguridad Social a los empresarios. Igual así sujeta algún voto empresarial y confunde alguno más con ese juego trilero.

Lo cierto es que así el Gobierno va a seguir contribuyendo al déficit de la Seguridad Social y al adelgazamiento del Fondo de Reserva de la Seguridad Social que seguirá sufriendo mermas a costa de financiar a las empresas a fondo perdido.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.