Garantía Juvenil. Un nuevo fracaso de Rajoy.

Publicado: 11 marzo, 2015 en Empleo, Jóvenes, Mercado Laboral

Por los datos que se publican, el desarrollo del Plan de Garantía Juvenil está siendo un nuevo fracaso para el Gobierno del Partido Popular.

emigrando

Nuestro país sufre unas tasas de desempleo juvenil  que superan  el 50%. Es una de las más altas en el entorno de la Unión Europea.

La Garantía Juvenil es un proyecto impulsado y financiado desde Europa con 1887 millones de euros, a través de los fondos estructurales,   que tiene como finalidad facilitar  el acceso a un puesto de trabajo para los jóvenes menores de 25 años y que estos puedan recibir  ofertas de empleo, de educación o formación, al quedar en situación de desempleo o tras haber finalizado sus estudios.

En España, el Gobierno ha enmarcado este plan en la estrategia de Emprendimiento Joven aprobada en febrero de 2013 por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Esta estrategia contempla medidas para mejorar la empleabilidad, incrementar la orientación laboral y estimular la intermediación reservando a las agencias de colocación un papel relevante. Todo esto acompañado de una batería de incentivos económicos  a los empresarios paro contratos en prácticas,  formativos, etc.  apoyo a la formación dual… y de bonificaciones a la seguridad social, que pueden llegar al 100% de la cuota.  Y también, como no, de ayudas económicas al emprendimiento.

Pues bien, parece que el Gobierno, en el desarrollo del plan, y a pesar del aparente despliegue de medidas, está cosechando un nuevo fracaso.

De los más de 762.000 jóvenes que llevan más de un mes buscando empleo, según los datos  de la EPA del cuarto trimestre de 2014, tan solo 28.037 jóvenes inscritos como desempleados están cubiertos por este plan.

El sindicato denuncia los obstáculos para darse de alta en el registro informático y constata que se pone el acento en la política de bonificaciones a las empresas, olvidando las necesidades reales de los jóvenes, no poniendo en marcha medidas que mejoren de manera efectiva su empleabilidad.

Este país necesita unas políticas activas eficientes, que den respuesta rápida a las necesidades de empleo de miles de jóvenes. No se necesitan políticas que, utilizando el pretexto de mejorar la empleabilidad de los jóvenes y su inserción en el mercado laboral, tan solo sirvan para subvencionar al sector privado y, de paso, vaciar las arcas de la seguridad social.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.