Nuevos escenarios políticos; una oportunidad para la Atención a la Dependencia.

Publicado: 10 julio, 2015 en Política, Protección Social, Salud

“El nuevo Gobierno de Aragón tiene ante sí el ineludible reto  de agilizar la incorporación al sistema de atención a la dependencia de nuevos beneficiarios. Y para eso es necesaria mayor dotación presupuestaria y de recursos humanos.”

dependencia

La construcción de un sistema de atención a todas personas que, de una forma u otra, no pueden valerse por si mismas, ampliando así de forma importante los parámetros de protección social en nuestro país, ha sido una vieja  reivindicación del movimiento sindical.

Fruto del diálogo social, en enero de 2007 nace La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia y a las familias de España”, más conocida como “ley de dependencia”. Se sientan así las bases del que se denomina  “Sistema Nacional de Atención a la Dependencia”, que tiene como objeto proveer de los servicios necesarios a las personas dependientes, por enfermedad, porque han sufrido cualquier suceso incapacitante o simplemente por la vejez. Años después puede afirmarse que la Ley de dependencia no solo no ha experimentado el desarrollo necesario para cubrir de forma suficiente las necesidades  sociales, sino que se encuentra en claro retroceso.  Las políticas de recortes practicadas por los Gobiernos están teniendo una repercusión negativa en la calidad de vida las personas dependientes y de su entorno. En Aragón, la gestión del Gobierno PP-PAR  ha redundado en la paralización de la entrada en el sistema para nuevos beneficiarios, en una importante reducción en prestaciones, tanto en horas cuantías económicas como en horas de atención. Además el copago se ha elevado a las cotas máximas del 90%.  En nuestra Comunidad Autónoma se ha reducido en casi un 17% el número de personas atendidas, mientas que en el conjunto del Estado la reducción no ha llegado al 5%, quedándonos así entre los furgones de cola autonómicos en esta materia.

El nuevo Gobierno de Aragón tiene ante sí el ineludible reto de mejorar sustancialmente el sistema así como de agilizar la incorporación al mismo de nuevos beneficiarios. Y para eso es necesaria mayor dotación presupuestaria y de recursos humanos. Por otra parte, hay que acelerar el proceso de acreditación de la cualificación de las profesionales del sector; bueno para el sistema, necesario para el empleo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.