Contratación laboral.

Publicado: 3 febrero, 2016 en Empleo

Los beneficios  del crecimiento económico no se han trasladado a la mejora del mercado laboral. No se está creando suficiente empleo, el que se ofrece es muy volátil y para ocupaciones de poca cualificación, no mejora la calidad del existente. Las distintas brechas sociales, que se han acrecentado en los años anteriores, están muy lejos siquiera de suavizarse.

160102 llegar a rico el roto

Comisiones Obreras de Aragón, acaba de publicar un estudio sobre la contratación laboral a lo largo del año 2015 en nuestra Comunidad Autónoma.

Sigue sorprendiendo el altísimo número de contratos que se realizan a lo largo del año, más de medio millón,  que sin embargo no están contribuyendo a un significativo incremento neto del empleo, a pesar de la mejora del pulso de la economía.

Las estadísticas nos hablan de una disminución del número de personas paradas, pero esto tiene más que ver con la disminución de la población activa, que con la creación neta de empleo. Son muchas las personas que, aborrecidas y ante la imposibilidad de encontrar empleo, dejan de demandarlo, pasando estadísticamente de paradas a inactivas.  Tampoco hay que infravalorar el impacto que en las estadísticas del paro tiene el retorno de inmigrantes a sus países o el de la emigración de nuestros jóvenes en la búsqueda de horizontes más halagüeños.

El informe nos confirma un panorama gris, en el que las reformas laborales, siguen haciendo su trabajo en la precarización mercado laboral. Así podemos comprobar como poco más del 8% de los contratos ha sido indefinidos y como se van aumentando las brechas de género, de edad y de procedencia de las personas.

Los hombres copan el 56% de los contratos, mientras las mujeres tan solo el 44%, el peor porcentaje desde 2007. Si en los hombres aumenta levemente la contratación indefinida, en las mujeres lo hace la temporal. Por si fuera poco, más de la mitad de los contratos formalizados con las mujeres son a tiempo parcial. Y esto no es por libre elección sino porque es lo único que se les ofrece. En los hombres el tiempo parcial no alcanza a una cuarta parte de los contratos.

La situación de los más jóvenes va mejorando, también de forma leve, pero siguen soportando unas tasas de paro insufribles.

Las personas de procedencia extranjera que trabajan en  Aragón sufren una mayo tasa de desempleo que supera el doble de la media.

También a la reforma laboral hace mella en la calidad de nuestro sistema productivo; las ocupaciones más contratadas son peones, personal de limpieza y camareros y camareras.

En definitiva los beneficios  del crecimiento económico no se han trasladado a la mejora del mercado laboral. No se está creando suficiente empleo, el que se ofrece es muy volátil y para ocupaciones de poca cualificación, no mejora la calidad del existente. Las distintas brechas sociales, que se han acrecentado en los años anteriores, están muy lejos siquiera de suavizarse.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.